Castilfalé prepara su 30 aniversario como sede del Archivo

A.G.
-

Además de albergar más de 300.000 documentos está abierto a la ciudadanía a través de diferentes actividades dirigidas a escolares y a otros grupos de población. En 2019 pasaron cerca de 5.000 personas

El año pasado visitaron el Palacio de Castilfalé más de dos mil estudiantes. - Foto: Jesús J. Matías

GALERÍA

Aprendiendo a investigar en el archivo

Cuenta su directora, Yolanda Rodríguez, que el traslado del Archivo Municipal de las antiguas dependencia que ocupaba en la sede del Ayuntamiento en la Plaza Mayor al Palacio de Castilfalé coincidió con un momento histórico en el que los archivos de todo el país decidieron que era el momento de abrirse al público: "Fue, aproximadamente, entre los años 80 y 90 cuando se incorpora una nueva generación de profesionales con una mentalidad diferente y se dice adiós, por decirlo de alguna manera y con cariño, al archivero de moño y gafas". Aquella mudanza se produjo el 15 de diciembre de 1990 -en este año se celebrará su 30 cumpleaños con diferentes actividades que ahora mismo están en preparación- y también aquí se quiso que Castilfalé fuera una entidad abierta a la ciudadanía. Desde entonces se propone de forma habitual una serie de programas para todos los públicos: "Hace treinta años que venimos haciéndolo. Aprovechando que nos mudábamos a un palacio y que la gente quería verlo restaurado decidimos enseñar qué era un archivo e ideamos un programa en el que les mostrábamos las estancias de Castilfalé, los documentos, etc... y la gente se iba encantada. Este fue el punto de partida".

En 2019 pasaron por allí 4.825 personas en 182 grupos diferente. De ellas, 2.416 fueron escolares que participaron en las diferentes iniciativas didácticas que se enmarcan en la oferta educativa del Instituto Municipal de Cultura, entre las que destacan Asesinato en la Catedral, que recrea con los estudiantes la muerte del gobernador civil Isidoro Gutiérrez de Castro a manos de una muchedumbre enloquecida el 25 de enero de 1869; Aprende a investigar, que explica qué es un archivo, para qué sirve, de qué fondos documentales dispone o cuál es el interés que puede tener para ciudadanos e investigadores, o Las sombras del III Reich, en la que el alumnado asume el papel de agentes secretos en un Burgos plagado de nazis. Este último es el más demandado: el año pasado lo hicieron 975 estudiantes en 39 grupos.

Investigadores. El hecho de que buena parte del archivo esté ya digitalizada y de que quien lo desee puede descargarse cualquier documento no ha hecho, explica Rodríguez, que se reduzca el número de visitas presenciales como hubiera podido pensarse: "Si la gente sabe lo que hay viene a verlo". En 2019 fueron 2.112 los investigadores -así les llaman, sean académicos o no- que acudieron a las instalaciones de Castilfalé a consultar 4.756 artículos: "La inmensa mayoría son arquitectos y aparejadores que vienen a mirar planos; también se acercan agencias inmobiliarias, estudiosos de algún tema, escritores, gente que está preparando la tesis doctoral, etc...". 

El Archivo Municipal alberga documentos desde el siglo X hasta la actualidad -el más antiguo data del año 931- y están catalogados más de 300.000 en lo que se denomina ‘el archivo general’: "Hay un archivo general y otro de oficina -explicó su directora- donde se está gestionando toda la documentación del Ayuntamiento y debido a que aún no tenemos la ampliación tenemos un atasco y no se está transfiriendo documentación". Este área municipal cuenta con una plantilla de 12 personas, directora, tres ayudantes, cuatro auxiliares y tres conserjes.