WhatsApp, la Policía y los Bomberos salvan a una mujer

P.C.P.
-

Tras recibir un mensaje de despedida, la amiga de la víctima avisó a Comisaría ante el temor de que intentase suicidarse. Se la encontraron encima de la cama, inconsciente, y la llevaron al hospital

Imagen de archivo de un control de documentación de la Policía Nacional. - Foto: Luis López Araico

El que iba a ser su último mensaje se convirtió en su salvación. La Comisaría de Burgos informa de una actuación del pasado 10 abril en la que se pone de manifiesto tanto la importancia de la amistad como de los servicios de emergencia, en este caso de la Policía Nacional y de los Bomberos.

Los hechos sucedieron cuando una amiga de la víctima recibió varios mensajes telefónicos de despedida por parte de su amiga, cortando toda comunicación con ella con posterioridad a la recepción de los WhatsApp. Ante el temor por la vida de su amiga, procedió a alertar a los servicio policiales.

La Policía Nacional rápidamente localizó el domicilio de la señora sin que nadie contestara a los requerimientos policiales y sin escuchar ningún ruido en el interior de la vivienda, si bien, desde el rellano del domicilio realizaron una llamada al móvil de la mujer, escuchándose el sonido de las llamadas en el interior del hogar.

Ante la posibilidad de que la vida de la mujer corriera peligro se comunicó a la Autoridad Judicial que se iba a proceder a entrar en el domicilio solicitando para ello el servicio de Bomberos de Burgos, los cuales facilitaron la entrada en la vivienda. Además, la Policía Local se encargó de cortar el tráfico para agilizar aún más la actuación.

En el interior de la misma se encontró a la mujer tumbada encima de la cama, inconsciente, comprobando que respiraba y que tenía pulso, no respondiendo a ningún estímulo exterior.

Los servicios sanitarios procedieron a su urgente traslado al HUBU, donde quedó ingresada debido al intento autolítico con pastillas.