España impulsará una tasa digital haya o no acuerdo del G-20

Agencias
-

Calviño afirma que el país no puede renunciar a una estructura "justa" de imposición cibernética, teniendo en cuenta que las empresas de la economía tradicional sí están pagando impuestos donde prestan sus servicios

España impulsará una tasa digital haya o no acuerdo del G-20

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha afirmado que el Gobierno impulsará una tasa digital en España, en el caso de que no sea posible llegar a un acuerdo en el G20, en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) o en la Unión Europea.
Tras inaugurar en Santander el 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de Ametic, la patronal del sector de la industria tecnológica, la ministra ha declarado a los periodistas, que "es fundamental desarrollar un marco internacional para esta imposición digital", pero si no es posible un acuerdo en el G20 y en la OCDE "habrá que hacerlo a nivel europeo y si no, nacional".
La ministra ha afirmado que España no puede renunciar a una estructura "justa" de imposición digital, teniendo en cuenta que las empresas de la economía tradicional sí están pagando impuestos donde prestan sus servicios.
Se ha referido al surgimiento de plataformas digitales, que "no tienen una estructura productiva que se adapte a los sistemas fiscales existentes", teniendo en cuenta que su valor añadido lo proporcionan los datos, por los que no se pagan impuestos donde se producen.
Esta tasa cuenta con el apoyo "muy amplio" de la sociedad, según la ministra, que ha recordado que el Gobierno ya propuso este impuesto sobre determinadas actividades digitales en los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que fueron rechazados. "Nosotros no renunciamos y tenemos la intención de volver a poner sobre la mesa una propuesta de creación de un impuesto sobre determinados servicios digitales", ha asegurado. 
Preguntada por si se plantea la opción de devolver los importes cobrados a las empresas en caso de que posteriormente se apruebe una tasa distinta a nivel global, como se ha comprometido a hacer Francia, la ministra ha señalado que están pendientes de ver "exactamente" cuál es el acuerdo al que se ha llegado a nivel internacional y cómo se desarrolla el trabajo de la OCDE antes de tomar decisiones de ese tipo.