Concentraciones para reanudar el centro de salud del Silo

C.M.
-

Los usuarios y profesionales del centro de salud de Federico García Lorca no se quedarán de brazos cruzados ante la paralización de las obras del que se está construyendo junto al silo de Capiscol

Las obras están paradas desde agosto. - Foto: Valdivielso

La plataforma que les agrupa ha decidido iniciar movilizaciones un día a la semana para exigir que se retomen lo antes posible. En la reunión celebrada para analizar la situación se acordó por unanimidad hacer concentraciones en la rotonda del peregrino, en la confluencia entre las avenidas Derechos Humanos y Constitución, en horario de tarde. Por el momento, se han solicitado los permisos a la Subdelegación del Gobierno, dado que la protesta implicaría el corte del tráfico y están a la espera de la autorización para fijar la fecha de inicio. 
La Plataforma Centro de Salud, Ya quiere hacer visible su descontento al tratarse de una demanda de 2003. De modo, que las concentraciones se harán los miércoles de 18.15 a 18.45 horas.
Por el momento no ha recibido ninguna comunicación por parte de la Junta de Castilla y León desde que la empresa adjudicataria decidiera parar las obras en el mes de agosto tras solicitar un modificado del proyecto, que no ha sido aceptado. La empresa jienense se llevó la obra en la licitación por 4.529.550 euros, un 16% por debajo del presupuesto base (5.414.237 euros) y un plazo de ejecución de 18 meses. La construcción comenzó en enero de este año y discurría con normalidad e, incluso, por encima de los plazos previstos por la buena climatología pero en agosto paró los trabajos.
Las negociaciones mantenidas en el último mes entre los representantes regionales y la empresa para que siguiera con los trabajos no han dado sus frutos y ha solicitado la devolución de la fianza, algo que al parecer no se va a aceptar por parte de la administración regional. Poco a poco en el mes de septiembre fue retirando toda la maquinaria que había en la obra, salvo una hormigonera y una grúa al ver que sus pretensiones no eran atendidas y presentar la renuncia. 
contrato sin resolver. Según indicaron fuentes de la Consejería de Sanidad, el contrato con la empresa "no está resuelto". De modo, que hasta que ese paso no se dé no se puede convocar un nuevo concurso para finalizar el 66% de los trabajos que quedan (la estructura del edificio está prácticamente concluida), lo que según las primeras estimaciones retrasará la obra al menos medio año sobre los plazos iniciales. 
Las previsiones eran finalizar la construcción en junio de 2020 aunque posteriormente tendrían que añadirse tres meses para el equipamiento, de modo que la dotación sanitaria estaría en funcionamiento a finales de ese año. Con las nuevas complicaciones no será una realidad hasta mediados de 2021.