El cangrejo autóctono se mantiene acantonado en 50 tramos

F.T.
-

Burgos es la provincia con más población, aunque no crece al seguir aislada y lejos de los cursos fluviales contaminados

Ejemplares muertos hallados, junto con un eslizón, en un tramo seco. - Foto: @Apamcyl

El cangrejo de río autóctono, muy abundante en la provincia hasta finales de la década de los años setenta, sigue manteniendo su presencia en unos cincuenta tramos de ríos y pozas, con una población que pervive aislada en las cabeceras de esos cursos fluviales, lejos de la peste que prácticamente  hizo desaparecer a esta especie.
Desde la Administración regional, utilizando como base los datos recogido en los años ochenta, se realiza de forma periódica inventarios y controles  para ver la evolución de este especie, «ofreciendo una foto fija desde entonces», señalan desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente, a la vez que recuerdan que «Burgos es, con mucha diferencia, la provincia que tiene más cangrejo autóctono», aunque  lo cierto es que la población no crece al estar acantonada en esos tramos situados en las cabeceras de los ríos, en especial en los que son muy calizos y a los que no llegó la peste, sobre los que se mantiene una constante vigilancia para impedir que puedan actuar pescadores furtivos.
Desde hace años y en la actualidad, la conservación del cangrejo autóctono de río se ha convertido en una de las principales prioridades de las administraciones, aunque no se han dado grandes avances en cuanto a incrementar el número de ejemplares y de poblaciones por lo que su reintrodución, con ejemplares criados en cautividad,  en los ríos de los que desapareció es una meta «a muy largo plazo», señalan desde Medio Ambiente, a la vez que insisten en que se siguen haciendo estudios con ese objetivo, aunque el principal es mantener las poblaciones silvestres que aún existen.

[más información en la edición impresa]