Aranda negocia para conseguir una extensión de la UBU

DB
-

La alcaldesa arandina se reúne con el rector de la Universidad de Burgos, que acepta estudiar las diferentes opciones

La alcaldesa de Aranda, entre el rector, Pérez Mateos (d.), y el vicerrector René Payo en el ayuntamiento ribereño. - Foto: DB

La alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, y el rector de la Universidad de Burgos (UBU), Manuel Pérez Mateos, se reunieron en la mañana de ayer en el consistorio de la capital ribereña para hablar de la posibilidad de que la capital de la Ribera pueda contar en un futuro próximo con estudios universitarios. Se trata de una histórica aspiración del municipio arandino, como recuerdan fuentes municipales, y en una reivindicación en la que la alcaldesa tiene un "enorme interés por hacerla realidad".

Para avanzar en el objetivo de traer una extensión de la Universidad de Burgos a Aranda y según declaró la propia Raquel González durante la reunión mantenida con el rector de la UBU y con el vicerrector de Cultura, Deportes y Relaciones Internacionales, René Payo, va a comenzar a establecer contactos al respecto tanto con el resto de fuerzas políticas como con el tejido empresarial arandino, con el fin de concretar qué tipo de estudios serían los más adecuados para la capital de la Ribera.

Por su parte, Manuel Pérez Mateos demostró la mejor predisposición de la Universidad de Burgos para comenzar a estudiar las posibilidades de impartir estudios universitarios en Aranda. Pensando en un futuro y tras la reunión de la que no se informó a los medios y solo se comunicaron sus conclusiones una vez terminada, el rector y la alcaldesa visitaron diversas ubicaciones de la ciudad que podrían ser escenarios para impartir las clases.

Además, la reunión también sirvió para felicitarse por el "excelente éxito" que viene logrando la Universidad de la experiencia en Aranda, hasta el punto de que el aula en el que se imparten las clases "se está quedando pequeña", en palabras de la alcaldesa.

Aranda de Duero ya cuenta con la extensión de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), en la que en el curso pasado había 110 alumnos matriculados que mantienen la demanda de los últimos años. La UNED ofrece en Aranda 30 grados y conlleva una inversión municipal de  65.000 euros al año.