scorecardresearch

La dana inunda en horas el centro y este del país

Agencias
-

Las lluvias torrenciales dejan numerosas incidencias en provincias como Tarragona, Castellón, Madrid o Toledo, con carreteras cortadas, pueblos anegados, personas atrapadas y un polígono industrial aislado

El municipio de Alcanar, en Tarragona, sufrió una tromba que descargó 77 litros de agua por metro cuadrado en tan solo media hora. - Foto: Domenech Castelló

Las previsiones meteorológicas para estos días han dado en el clavo. Anunciaban un arranque de septiembre pasado por agua, con lluvias y tormentas en el centro y este del país y así sucedió ayer, una inestabilidad que continuará a lo largo de la jornada de hoy en la que un total de 28 provincias permanecen en alerta, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Durante las primeras horas de ayer, la dana que está sobre la península descargó alrededor de 9.000 rayos y las lluvias fueron especialmente intensas en puntos de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Navarra. Igualmente la zona este del país sufrió importantes inundaciones debido a las precipitaciones, como pasó especialmente en Alcanar, en la provincia de Tarragona, donde un fuerte aguacero, que descargó 77 litros de agua por metro cuadrado en tan solo media hora, provocó importantes inundaciones en los bajos y calles  del municipio, así como en otros pueblo de las comarcas del Montsià y el Baix Ebre.

En este contexto, unos 70 clientes se quedaron confinados en las instalaciones de restauración del camping Els Alfacs de Alcanar, donde las inundaciones causaron desperfectos en una docena de bungalós, ante lo que se habilitó el pabellón municipal de la localidad. 

En Toledo no se registraron daños, pero el agua cortó la ciudad. En Toledo no se registraron daños, pero el agua cortó la ciudad. - Foto: Ismael HerreroTambién en Vinarós (Castellón) el barranco del Triador se desbordó y dejó a varias personas atrapadas en sus vehículos. «Por el momento no tenemos que lamentar daños personales», celebraba el alcalde, aunque «sí que hay mucho daño material».

Los ayuntamientos de las localidades valencianas de Sagunt y Canet d’en Berenguer cerraron de forma temporal sus playas debido a los daños que las trombas de agua ocasionaron en las infraestructuras y mobiliario, ya que en los registros de madrugada llegó a haber 180 litros por metro cuadrado.

Atasco kilométrico

Por otro lado, los Bomberos de la Comunidad de Madrid sumaron en apenas 12 horas más de110 intervenciones por problemas derivados de las fuertes lluvias y tormentas, en su mayoría por inundaciones y filtraciones de agua en viviendas y balsas en la calzada.

Los Bomberos de Castellón tuvieron que rescatar a varias personas atrapadas en la N-238 a la altura de Vinarós. Los Bomberos de Castellón tuvieron que rescatar a varias personas atrapadas en la N-238 a la altura de Vinarós. - Foto: Domenech CastellóEl temporal provocó el corte de la N-400 a su paso Toledo en sentido salida de la ciudad y provocó un atasco kilométrico que imposibilitó el acceso desde la capital al barrio del polígono. Además, varios pueblos quedaron anegados y se tuvo que interrumpir el servicio de  AVE Madrid-Toledo.

Esta situación de inestabilidad continuará todo el día de hoy, según adelantaba ayer la Aemet, que puso en aviso a 28 provincias. En concreto, están en aviso naranja (riesgo importante) las islas de Mallorca y Menorca, en Baleares (esta última isla tendrá aviso amarillo por rissagas), Tarragona, Castellón y Valencia, mientras que en aviso amarillo permanecen: Huesca, Zaragoza, Teruel, Asturias, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Zamora, Cuenca, Guadalajara, Barcelona, Gerona, Lleida, Lugo, Ourense, Madrid, Navarra, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y La Rioja.

Los expertos que estudian el cambio climático llevan años alertando del invcremento de desastres relacionados con el clima. Y es que estos se han multiplicado por cinco durante los últimos 50 años, provocando más de dos millones de muertes y 3,64 billones de dólares en pérdidas.

Esto supone que, al día, se produce una catástrofe meteorológica en el mundo con el resultado de 115 muertos y pérdidas de 202 millones de dólares, según el Atlas de mortalidad y pérdidas económicas de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).  El informe evalúa el período de 1979 a 2019 y apunta que los peligros meteorológicos, climáticos y de agua representaron el 50 por ciento de los desastres.