Visitas teatralizadas contra reloj

A.S.R.
-

Nuria Barrio reconoce la premura y lamenta la «mala planificación» de esta programación de la que se cae la ruta por el centro y se mantienen las propuestas de Arawake en Castilfalé y las de Bambalúa y Ronco en el Castillo

Visitas teatralizadas contra reloj - Foto: Patricia González

Las visitas teatralizadas salen adelante contra reloj. Ningún cartel en las paredes, ningún folleto, ni mu en la página web del Consistorio y ni siquiera las compañías han podido promocionar un trabajo que hasta hace unos días no tenían todas consigo de que fueran a realizar. Finalmente, sí, este clásico de la agenda estival capitalina sale adelante, aunque con algunos cambios. El centro histórico se queda sin ruta, un recorrido que capitaneó Ronco con su Rodrigo Vs Ruderico hasta el año pasado, que ganó el concurso una compañía extremeña. Sí se mantienen El mayordomo de palacio, de Arawake, en Castilfalé; Hay un tesoro de cien millones, de Ronco, en las galerías subterráneas del Castillo; y Patrimonios - Témpora 2.0, espectáculo nocturno de Bambalúa, también en la fortaleza.
La presidenta del Instituto Municipal de Cultura (IMC), Nuria Barrio, reconoce la premura y la mala planificación y la justifica con «los distintos puntos de vista de las secciones del Ayuntamiento implicadas sobre el tipo de contrato a realizar». Tras un tira y afloja, se ha decidido por un contrato menor que, en el caso de las dos propuestas del Castillo, se han publicado en el perfil del contratante por superar un presupuesto de 9.000 euros. La edil socialista lamenta la precipitación y espera subsanar estos errores de cara al próximo año.
«Hay muchos flecos sueltos en el IMC, es necesario planificar a medio plazo. Estas actividades estacionales deben salir con más tiempo. Yo ahora me he encontrado con esta situación sobrevenida», se excusa al tiempo que siente esa poca antelación, que acarrea falta de promoción -los folletos se enviaron ayer a imprenta- y, por lo tanto, el desconocimiento de su existencia por parte del público potencial, tanto turistas como burgaleses.
Barrio desconoce por qué los rincones del centro histórico se quedan sin actividad escénica que los recorra, se propone, junto al concejal de Turismo, Levi Moreno, hacer un cronograma de las acciones a celebrar en los próximos meses, y sopesa adelantarlas a la agenda de julio para aprovechar el tirón de visitantes que llegan durante el primer mes estival.

[más información en la edición impresa]