Las reservas en alojamientos para Semana Santa caen al 30%

SPC
-

Los profesionales del sector piden revisar la suspensión de la Semana Santa porque "se llevará por delante a pequeños establecimientos, personal y nada de retorno", aunque entienden las medidas restrictivas

Los turistas pasean por las calles de León durante las fiestas de la Semana Santa. - Foto: Carlos S. Campillo (Ical)

Las reservas en alojamientos hosteleros de la Comunidad para Semana Santa han caído al 30 por ciento y algunos ya se plantean cerrar varias semanas por las cancelaciones provocadas por el Covid-19. Hasta esta semana, la previsión en Castilla y León para la semana de pasión era de evolución positiva, con un 60 por ciento de las plazas ya completadas, pero el avance exponencial del coronavirus en los últimos días, unido a la preocupación y temor por los contagios y que la mayor parte de los clientes habituales en las nueve provincias procede de Madrid, ha provocado un derrumbe de las reservas casi letal en algunos casos.

El presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, Ángel Blasco, explicó a Ical que al sector “se le escapa ya la situación de las manos”, a pesar de que se inició esta crisis “intentando tranquilizar a los socios, sobre todo hoteles”. “Pero es verdad que ha evolucionado tan deprisa que ahora ya depende de las medidas que tomen las autoridades”, se resignó. En este sentido, señaló que la patronal está en contacto permanente con la Junta, a la que reconoció que “está haciendo un esfuerzo” y “no existe otro camino que acatar las decisiones que tomen los gobiernos, porque los casos se multiplican por horas”.

En relación con la percepción que le llega de los asociados, deslizó que los alojamientos pequeños, familiares y de turismo rural “ya están tomando alternativas”, incluso en algunos de cerrar los establecimientos. “Hay gente que ya lo está haciendo. Si tienes un hotel pequeño rural con una decena de habitaciones y te las anulan todas para el próximo mes y medio, ¿qué haces? Pues cerrar, porque estás gastando y ya no va a venir nadie”, comenta preocupado en declaraciones a Ical. Sin ir más lejos, narra su propio caso, con un establecimiento en Navafría (Segovia), para el que han anulado todas las reservas de este fin de semana. 

Ahora la problemática surgirá con las devoluciones de estas anulaciones, “porque hay agencias y operadores que trabajan con meses de antelación”. Desde luego, vaticinó, el turismo extranjero “se desplomará”, más cuando en otros países directamente están cerrando fronteras. En comparación con las grandes cadenas, defendió que éstas “pueden mandar a gente a casa un tiempo, pero uno pequeño no”. “Estamos en manos de los políticos, en el buen sentido, que para ello están, para tomar decisiones cuando han de tomarlas. Es una cuestión internacional”, considera Blasco, quien apela a la solidaridad entre territorios, pues “tendrán que colaborar entre provincias si hay hospitales colapsados”.

En todo caso, resumió, es difícil “soportar esta situación de cancelaciones durante varios meses”, algo que, advirtió, “puede complicar la supervivencia a muchos y llevarse a muchos del sector a la ruina”.

“Hasta hace unos días teníamos preocupación por el turismo extranjero; pero la semana pasada ya sufrimos caídas importante y ahora está en juego incluso la celebración de la Semana Santa, así que imagínate si habrá cancelaciones si se va a interrumpir el país, algo que seguramente sea necesario, por otro lado”, apuntó. En todo caso, aunque entendió las medidas aunque sean drásticas, apeló a una “revisión” porque “esto supone mucho retorno económico”.

Previsiones que se han torcido

De la misma opinión es Luis Chico, de la Asociación de Empresarios de Turismo Rural de Valladolid y expresidente de la Asociación de Empresarios de este sector en Castilla y León. “Las previsiones eran buenas para Semana Santa y las reservas iban bien, pero ya se empieza a cancelar por la preocupación de la gente. “Si la Junta dice que la suspende se va a cancelar todo. Es normal”, asintió.

En su caso, añadió, aseguró tener llenas las habitaciones hasta Semana Santa, todos los fines de semana y puentes, de momento sin anulación, pero reconoció que han llamado grupos “para saber qué gastos tendrían si anulan”.

En conjunto, en el sector ya se están dando numerosas cancelaciones, como aseguraba Blasco y confirma Luis Chico. “Y todo pinta que cada día que pase irá a más. Aquí el problema es que no todo el mundo vive de esto, que tienen el turismo rural como segunda actividad. Pero otros, como yo, que soy autónomo, me vería muy muy afectado y en situaciones bastante precarias”, exclamó.

También señaló que le han anulado visitas en grupos a bodegas que él tiene programadas habitualmente para grupos, “lo mismo que si cierran los museos y otras instalaciones”. “Nos estarían limitando el poder subsistir”, declaró. En todo caso, a pesar de la tónica general, pidió prudencia para no generar alarma.

Castilla y León, entre las mejores

A día de hoy y según datos del portal de turismo clubrural, a pesar de que una de las medidas aconsejadas para evitar el posible contagio del coronavirus es no viajar, Castilla y León es una de las comunidades que mejor comportamiento maneja en este sentido. Desde que la Comunidad de Madrid anunció el cierre de colegios las reservas han caído un 40 por ciento en comparación con la semana anterior.
En estos momentos, aunque se desconoce cuándo desparecerá el Covid-19 o se dará por controlado, las pocas reservas que se realizan son a partir de Semana Santa. Hasta que lleguen las buenas temperaturas y los turistas se animen a viajar a la playa, los destinos de más éxito por el momento son Cataluña (18,87 por ciento de las reservas), seguida precisamente por Castilla y León, con el 18,31 por ciento). Detrás se sitúan Aragón (9,29), Andalucía (9,17), y Castilla-La Mancha (8,28).