La UBU se ofrece a pagar 3 días de fiesta en la Sala Andén

B.G.R.
-

Los alumnos de la Politécnica aceptan la propuesta al no recibir el permiso municipal para el evento

La última celebración estudiantil en una parcela ubicada detrás de la Biblioteca Central fue en marzo de 2018. - Foto: Jesús J. Matías

Los alumnos de la Escuela Politécnica Superior no podrán celebrar su fiesta dentro del campus el próximo 20 de marzo, aunque sí que la harán en la sala Andén 56 después de llegar a un acuerdo con la Universidad de Burgos, que se ha ofrecido a costear hasta tres días el alquiler de este espacio para que cubran el dinero que ya han adelantado. La sociedad civil que constituyeron siete estudiantes de este centro con el fin de realizar la celebración en una parcela detrás de la Biblioteca Central carece de la "personalidad jurídica" necesaria para poder llevar a cabo un evento de esas características.

"Deben constituirse como persona jurídica para tramitar lo que quieren hacer o que la UBU se haga responsable como institución. Se está hablando de miles de personas y es muy importante el tema de la seguridad", explica el concejal de Licencias, Daniel Garabito. Desde el Rectorado, la vicerrectora de Estudiantes, Verónica Calderón, subraya que el asunto "es más complejo de lo que parece" y que la entidad docente "no puede responsabilizarse de algo que no ha organizado", pero sí ofrecer "alternativas que sean razonables para que disfruten y se diviertan sin ninguna preocupación".

Estas pasan por sufragar los gastos de alquiler de la sala Andén 56 durante tres días alternos, además de la contratación de un grupo musical el primero de ellos, con el fin de que los alumnos puedan recuperar los gastos que ya habían asumido, como es el del seguro de responsabilidad civil. "Después de dos años intentando realizarlas en el campus, no se pueden hacer porque se necesita un permiso municipal para ese tipo de actividades", señala la vicerrectora, quien hace referencia a que las fiestas de otros centros celebradas ya en este lugar "han funcionado bien" y los alumnos han corrido con los gastos.

Calderón reconoce que los estudiantes "necesitan un espacio" para poder organizar sus actividades y, si en este caso es una fiesta, "creo que el más adecuado tiene que ser uno que ya posea una licencia propia para realizar allí eventos". 

Promesa del rector. Los alumnos han acordado con la UBU esos tres días de fiesta, inicialmente eran dos, en la sala Andén 56 y avanzan que la primera tendrá lugar el 19 de marzo. A partir de ahí, el resto dependerá de la disponibilidad del espacio. Valoran de forma positiva que Calderón se haya reunido con ellos, si bien lamentan que "el rector no cumpla lo prometido", en referencia a sus declaraciones sobre la intención de recuperar el formato de celebraciones en el campus. "Para una vez que las cosas se estaban haciendo de forma legal no pueden realizarse", agregan.