La campaña remolachera recupera ritmo tras el retraso

P. Velasco
-

Azucarera sigue pendiente del tiempo para reabrir la fábrica de La Bañeza (León), mientras que Acor ya ha recibido en Olmedo un millón de toneladas

La campaña remolachera recupera ritmo tras el retraso

La campaña de la remolacha avanza en Castilla y León con buenos resultados de producción y tras superar los retrasos ocasionados por las intensas lluvias registradas principalmente en noviembre. Según los últimos datos facilitados por la Consejería de Agricultura sobre el seguimiento de la campaña que realiza semanalmente, hasta el 12 de enero se habían recogido en la Comunidad 1.710.102 toneladas de remolacha estandarizada según los acuerdos marcos interprofesionales de las empresas.
Actualmente en Castilla y León existen cuatro molturadoras, tres de ellas gestionadas por Azucarera y una por Acor. En el caso de la primera, la situación varía por comarcas, como detalló Salomé Santos, directora del Área Agrícola de la compañía, ya que Toro (Zamora) cerró sus instalaciones el pasado 16 de diciembre tras recoger 324.928 toneladas de las 363.724 que en principio tenía contratadas (más de un 38 por ciento menos).
En el caso de Miranda de Ebro (Burgos) «se está enfilando la última parte de la campaña», mientras que en La Bañeza, Azucarera sigue pendiente de que «se abra una oportunidad meteorológica para poder abrir la fábrica, porque se decidió después de consultar a los agricultores y a sus representantes que lo mejor era esperar a que pasará el mes de enero para poder abrir en condiciones óptimas para poder entrar en las parcelas y cosechar sin riesgos», recalcó Santos.
Aunque todos los años la meteorología tiene un impacto en la campaña, este año las abundantes lluvias han condicionado su desarrollo «de una forma constante». «En Miranda hemos tenido que adaptar la molienda de la fábrica y por eso la campaña se va a alargar un poquito más de lo que en principio estaba previsto», indicó la responsable del Área Agrícola de Azucarera. En este caso, los agricultores ya han podido acceder a parcelas de la zona de Navarra y Álava, que eran las más complicadas. «Nuestra estimación a día de hoy es que podemos estar terminando de recoger toda la remolacha a finales de enero».
Santos avanzó que en términos de producción está siendo una campaña buena, «no histórica, pero mejor desde luego que la del año pasado». En Toro tenemos un rendimiento tipo de 110 toneladas por hectárea, mientras que Miranda apunta entre 102 y 105.
Por su parte, Acor confía en que esta sea la mejor campaña de su historia con cerca de 1,5 millones de toneladas de remolacha recogidas. Esta empresa abrió las puertas de su fábrica de Olmedo el pasado 23 de septiembre y, según los datos facilitados por la Consejería, ya lleva recibidos 1.145.127 toneladas de las 1.606.633 contratadas. De momento, según fuentes de la compañía, el rendimiento medio obtenido se sitúa en torno a 106 toneladas por hectárea. En este momento queda por arrancar en torno a un 12 por ciento de la superficie contratada.