Tierra solidaria y de acogida

SPC
-

Más de 200 niños saharauis participan en el programa 'Vacaciones en paz' y permanecerán en familias de acogida hasta septiembre

Niños saharauis y familias de acogida que participan en el programa ‘Vacaciones por la paz’, junto a Isabel Blanco. - Foto: Carlos S. Campillo (Ical)

Más de 200 niños y niñas saharauis y sus familias de acogida celebraron ayer un encuentro en Valencia de Don Juan (León). Los menores se encuentran pasando los meses de verano en Castilla y León dentro del programa solidario ‘Vacaciones en paz’. Todos ellos (7 en familias de Ávila, 32 en Burgos, 30 en León, 26 en Palencia, 25 en Salamanca, 12 en Segovia, 5 en Soria, 34 en Valladolid y 35 en Zamora) permanecerán hasta principios de septiembre.
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, destacó que la Junta viene apoyando la llegada de los niños saharauis con familias de acogida en una demostración de que la Comunidad es «tierra de acogida, solidaridad y generosidad».
Blanco apuntó que ‘Vacaciones en paz’ forma parte de los programas humanitarios de estancias temporales de apoyo a menores extranjeros que desarrolla la Junta y este año apoya a 239 niños en total, 206 saharauis y 33 procedentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia.
Por otra parte, el programa ‘Madrasa’ ha permitido a nueve niños y niñas saharauis mayores de 12 años estudiar en Castilla y León durante el curso 2018-2019, conviviendo en un entorno familiar.
Además, existe un programa específico para menores que necesitan algún tipo de intervención o tratamiento médico temporal, que el año pasado atendió a una persona, pero para el que este año no se ha recibido ninguna solicitud.
La consejera quiso reconocer el esfuerzo realizado por las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León, tanto por su participación en la organización de este programa como por el apoyo continuo que muestran hacia el pueblo saharaui, reconocimiento que hizo extensivo también al delegado saharaui en la Comunidad.
Al mismo tiempo, felicitó a todas las familias que acogen a niños procedentes de otros países por su solidaridad y generosidad al ofrecerles su hogar, recursos, cariño y tiempo, según informa Ical.

Compromiso. Blanco insistió en que el compromiso de la Junta con la infancia se manifiesta cada año en los presupuestos que la Comunidad destina. El pasado año fueron más de 56 millones, un 6,2 por ciento más que el año anterior, lo que supuso más de tres millones.
El pasado año, el sistema de protección a la infancia de Castilla y León atendió a más de 85.500 menores a través de sus programas.