Música para levantar el ánimo

C.M.
-

Dj Pancho deleita cada noche a su vecindario del S-4 con sus ritmos para aliviar las tensiones. Desde las ventanas siguen su ritmo apagando y encendiendo las luces

Lo que comenzó como un reto entre amigos se ha convertido en el momento más esperado de la jornada en el barrio del S-4, cerca de Villímar, desde hace unos días. Los vecinos del entorno de la calle José María Francés Gil esperan con ansia que lleguen las 19.50 horas para escuchar la música que el DJ Pancho pincha desde el improvisado estudio que ha montado en su casa.

Después de horas encerrados sin poder salir y escuchando noticias sobre el coronavirus, los veinte minutos que dura la sesión saben a gloria a pequeños y mayores. Todo el barrio interactúa apagando y encendiendo las luces.

Aunque Pancho tiene su trabajo, desde hace 15 años se dedica por afición a poner música para las BBC (bodas, bautizos y comuniones) y vermús toreros en pueblos en una caravana adaptada para pinchar a la que ha llamado 'panchoneta'. 

Pancho ha improvisado el equipo de sonido en una habitación de su casa.Pancho ha improvisado el equipo de sonido en una habitación de su casa. - Foto: Alberto Rodrigo

Sus vecinos y el dueño del bar que hay junto a sus casas, el 'Más que pinchos', le animaron a sacar los altavoces al balcón y poner música para aliviar la tensión. Su pareja, Laura, le ayuda a montar toda la infraestructura y empezó la sesión vespertina. "Únicamente pretendía sacar una sonrisa a los vecinos, pero lo cierto es que tenía un poco de miedo de cómo iban a reaccionar. La sorpresa fue increíble por la acogida que tuve", apuntó.

Micrófono en mano anuncia a mediodía el horario de la DJ sesión, que suele durar veinte minutos, de 19.50 a 20.10 horas. La primera se llevó a cabo el domingo y a partir de ahí los vecinos le han pedido que siga. 

Lo primero es guardar un minuto de silencio y aplaudir al personal sanitario que tanto esfuerzo está realizando estos días. Luego arranca la música. Cada día enfocan la sesión hacia un colectivo. Las primeras se han dedicado a los niños, para los que es más difícil entender este 'encierro'. "Se pusieron pelucas y salían a cantar y lo retransmitimos por Facebook; a partir de ahí me han pedido que lo hagan todos los días. Los sanitarios, incluso, nos mandaron una foto desde el hospital. Saldré hasta que la gente quiera", aseguró Pancho.

Los vecinos han acogido muy bien la iniciativa y colaboran con las luces.Los vecinos han acogido muy bien la iniciativa y colaboran con las luces. - Foto: Alberto Rodrigo

Gran apoyo. El DJ está orgulloso del apoyo que ha recibido de su vecindario. "Sin haberlo pedido han ido incorporando iluminación desde sus ventanas haciendo que durante veinte minutos se interactúe. Yo no lo veo porque estoy pinchando desde mi habitación. "Lo hago con todo mi cariño, respeto e ilusión sin ofender a nadie y sin que se me olvide el problema que tenemos. Mi agradecimiento a todos los vecinos y también a las redes sociales. No busco 'likes', ni ningún tipo de protagonismo".

Ayer la sesión se dedicó a las madres, pilar fundamental de todas las familias. "Yo llevo una semana y media sin poder ver a la mía", apuntó el DJ.

Pancho intenta pinchar todo tipo de música para agradar a mayores y pequeños. "Son doce canciones que pueden servir para levantar el ánimo. Yo las pincho encantado para alegrar a mis vecinos y también por alegrarme yo".

¡Viva la música! Y gracias, Pancho, por hacernos por hacer nuestro encierro un poco más llevadero.