Michu: "Hay que adaptarse al mercado y no pagar por encima"

R. MENA
-

El director deportivo del Burgos CF trabaja junto al técnico José María Salmerón en recomponer el puzle blanquinegro. Avisa de que invierno es un periodo complicado de fichajes, aunque su obligación es que el equipo dé un salto cualitativo en enero

Michu posa en la grada de El Plantío. - Foto: Alberto Rodrigo

Miguel Pérez Cuesta 'Michu' llegó llegó hace menos de un mes a la entidad blanquinegra con el objetivo de reestructurar y compensar una plantilla que está rindiendo por debajo de lo esperado. El discurso del asturiano no ha cambiado desde su presentación e insiste en que lo importante es "acertar". Celebra que el presupuesto no sea el problema del club -así lo aseguró Franco Caselli en diciembre-, aunque advierte de que deben tener "los pies en el suelo" para evitar despilfarros y pagar "por encima del mercado". Sabe que el play off es una utopía y comienza a pensar en la próxima temporada, en la que la fase de ascenso será una meta ineludible. Y es que Michu tiene claro que subir a Segunda debe ocurrir "más temprano que tarde".

¿Sus primeros días como blanquinegro han sido más intensos de lo esperado?
Sabíamos dónde veníamos y que teníamos que reestructurar la plantilla porque no está dando los resultados que quiere todo el mundo. Es un mes complicado porque es un mercado difícil. Sé que tenemos que hacer cosas por obligación y vamos a tratar de solventarlo de la mejor manera posible.
Los resultados dicen que la plantilla necesita un cambio profundo. ¿Es posible llevarlo a cabo en el mes de enero?
Este mercado es difícil. El de verano tiene muchas más posibilidades y tiempo. Además hay muchos jugadores libres y no hay necesidad de hablar con otro club o pagar un traspaso. Ahora también los equipos saben de nuestras urgencias y se van a tratar de aprovechar. Saben que tienes la obligación de firmar y hay que convencer también a esos clubes.
¿Qué el presidente diga públicamente que el presupuesto no será un problema reconforta, tranquiliza?
Es un lujo. Es mucho más fácil trabajar así, aunque hay que hacer las cosas con cabeza y tener los pies en el suelo. No se pueden cometer barbaridades. Hay que hacer un equipo competitivo y, a pesar del músculo económico, hay que adaptarse al mercado y no pagar por encima. No hay que volverse locos.
¿Evitar lo que sucedió en  verano, no caer en el despilfarro?
Estamos pagando por encima del mercado. Lo que interesa es que el Burgos esté lo más arriba posible y sea una referencia en Segunda B. Ya lo dije en mi presentación: el objetivo es estar en Segunda más temprano que tarde. Ahora hay que hacer varias incorporaciones y reestructurar la plantilla.
¿Además de ordenarla y compensarla?
El objetivo es tratar que el míster tenga más margen de maniobra, que al final es el que se la juega cada domingo. Le queremos ayudar porque no es el que empezó la temporada. Hemos hablado de las necesidades que ve y estamos trabajando mano a mano. Intentaremos hacer a nivel de rendimiento y de la posición que demanda el entrenador.
 

[ENTREVISTA COMPLETA en la EDICIÓN DE PAPEL de Diario de Burgos del martes]