Un helicóptero de Vietnam aterriza en Belorado para quedarse

JESÚS ALCALDE DE HOYOS
-

Donado por el Ministerio de Defensa al Museo Inocencio Bocanegra, llegó anoche a la villa. Se instalará en el decorado exterior del centro, donde se recrea un puesto americano en la Guerra asiática

Un helicóptero de Vietnam aterriza en Belorado para quedarse

La última atractiva incorporación al Museo de la Radiocomunicación ‘Inocencio Bocanegra’ llegó a última hora de la tarde de ayer, lo hizo por carretera desde Madrid, a pesar de tratarse de un helicóptero. Sus misiones en el pasado, muy variadas por la versatilidad del ‘pájaro’, consistían en volar y volar sobre los cielos de medio mundo, unas veces para socorrer a heridos, otras para transportar personas, las más para guerrear con un sofisticado arsenal que multitud de ejércitos internacionales dotaban al helicóptero Bell HU-H1, de fabricación americana.
Ahora, el vehículo ocupará un espacio en el decorado exterior junto al silo de cereales que aloja una larga muestra de lo acontecido en las primera y la segunda guerras mundiales. Al carro de combate que ya se muestra en las instalaciones, se le añadirá ahora el helicóptero fabricado por Bell, con lo que el decorado del ‘Checkpoint Charlie’, punto de control fronterizo del Muro de Berlín, quedará completado y ese escenario exterior será una fiel reproducción de una trinchera de la I Guerra Mundial.
El helicóptero Bell HU-H1 viene así a completar una interesante secuencia utilizada por los belicosos ejércitos de este mundo en el que vivimos: aire, mar y tierra. Por aire el helicóptero; por mar el Titanic, al no poder exponer una proa de un barco de guerra, y, por tierra, el carro de combate.
En el interior y como complemento de todo el montaje exterior todo lo demás: los aparatos del titular del museo, Inocencio Bocanegra que, útiles para el servicio, muestran la evolución de la radiotransmisión en períodos bélicos que, posteriormente, han permitido desarrollar las comunicaciones hasta nuestros días; una sección del Titanic recreando la cubierta de botes y la Sala Marconi desde donde se instauró el sistema SOS como señal de socorro oficial, además de otros lujosos módulos del trasatlántico británico.
Una interesante visión de la carrera espacial, decorados renovados con equipos de la Guerra Fría y de la II Guerra Mundial, puesto de la playa de Omaha el día del desembarco en Normandía, despacho telegráfico en Pearl Harbor, expedientes de la CIA y periódicos de la época son otros atractivos que ahora se completan con la ‘estrella’ aérea porque el helicóptero Bell HU-H1, utilizado por el ejército americano en el país asiático y cedido por el Ministerio de Defensa, será la estrella para los nuevos visitantes del Museo Inocencio Bocanegra. Tras la llegado de ayer, desde Colmenar Viejo, y el espectacular descenso del helicóptero, a cargo de varios militares del Ejército de Tierra, hoy se terminarán de montar las hélices y en próximos días se instalará en el lugar que ocupará.
El alcalde de la villa beliforana, Luis Jorge del Barco, se mostraba ayer exultante con la nueva atracción. Destacó que lo importante es que no solo es un elemento para ver, sino que se podrá subir a él y ver su interior, con todos los equipos de radiocomunicación en situ  y los relojes, así como hacerse fotografías. Tiene capacidad para 10 personas y se convertirá en el único helicóptero de estas características que se podrá visitar en España dentro de unas instalaciones museísticas. Del Barco destacó que el BEll HU se convierte en el hilo conductor del nuevo decorado, con el que el Museo quiere mostrar la historia de la comunicación de los años 70, en plena época de Guerra Fría y en el entorno de su conflicto más conocido como es la Guerra de Vietnam. 


Las más vistas