scorecardresearch

Casi 70 toneladas de residuos peligrosos han salido de Valca

A.C.
-

La segunda y definitiva retirada realizada entre el lunes y el martes por orden de Medio Ambiente ha ido a las zonas menos accesibles, donde se conservaban tanques de amoniaco o ácido sulfúrico que antes no se habían identificado

Dos camiones salieron el martes de Valca con cerca de 8 toneladas más de residuos peligrosos. - Foto: A.C.

En octubre de 1998 una orden judicial obligó a la retirada de todos los residuos peligrosos que hubieran sido abandonados en Valca, la antigua fábrica de material fotográfico y película de rayos X de Sopeñano de Mena cerrada desde 1993. Salieron de allí cien toneladas, pero quedaban nada menos que cerca de setenta, las que se han retirado en dos actuaciones realizadas por la empresa Biotran Gestión de Residuos S.L. por encargo de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y a instancias del Juzgado de Villarcayo y la Fiscalía de Medio Ambiente. El pasado mes de julio siete camiones con unas sesenta toneladas viajaron a la sede de Biotran en Valladolid y el martes salieron otros dos con entre seis y ocho toneladas, según los primeros cálculos, con el mismo destino.

La ingeniera química María Escribano, jefe de planta de Biotran, ha dirigido dos intensas jornadas de trabajo. La primera, el lunes, se dedicó a identificar los residuos, desbrozar zonas invadidas por la maleza para facilitar la entrada de la maquinaria o extraer los líquidos que quedaban en grandes tanques para introducirlos en recipientes adecuados para su transporte. Esta tarea se hizo sin iluminación con la dificultad que ello conlleva. En la mañana de ayer estos recipientes, bidones y garrafas se cargaron en dos convoyes.

Dentro de Valca aún quedaban dos tanques de agua contaminada con químicos, otro más con 800 litros de amoniaco o incluso bidones con un corrosivo ácido sulfúrico, que ya están lejos del alcance de cualquier persona que pudiera cometer el error de entrar en la vieja factoría por uno de los muchos huecos de su maltrecho cierre perimetral.

Dos camiones salieron el martes de Valca con cerca de 8 toneladas más de residuos peligrosos.Dos camiones salieron el martes de Valca con cerca de 8 toneladas más de residuos peligrosos. - Foto: A.C.

Ayer se llevó a cabo la descarga y comenzó la segregación para su envío a un gestor final que transformará o eliminará estos materiales, pero "antes del viernes Medio Ambiente tendrá a su disposición el informe", como avanzó Escribano. Su primer destino será el Servicio Territorial de Medio Ambiente y de allí se remitirá a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de donde se enviará toda la información, una vez revisada, al Juzgado de Villarcayo para que continúen las diligencias que instruye por un posible delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

Tras la primera inspección realizada por agentes del Seprona de la Guardia Civil en noviembre de 2019 se inició la investigación que llevó a una segunda en julio de 2020. En diciembre, hace casi un año y después de que la propiedad de la antigua factoría, con 42.000 metros cuadrados de terreno y 6.500 construidos, desoyera todos los requerimientos, la Fiscalía instó a la Junta de Castilla y León a actuar de oficio y retirar los residuos. Las tareas realizadas en julio pasado y con un coste de 150.000 euros, se encontraron con un problema, como explicaron ayer los responsables de Medio Ambiente. Se trabajaba con unos planos muy antiguos que no mostraban la totalidad de las edificaciones y eso ha significado "una dificultad enorme", puesto que Valca es un auténtico laberinto.

Ruina. Por este motivo, cuando tras la primera retirada de residuos realizada este verano, los técnicos de Medio Ambiente regresaron a la planta vieron que quedaban materiales peligrosos sin retirar y se ordenó esta segunda actuación con la que ya ha quedado limpia de materiales peligrosos, tóxicos, corrosivos, inflamables y comburentes.

Desde Medio Ambiente insisten en "lo compleja que es la instalación y la cantidad de huecos que tiene", a lo que añaden que si algo "ha complicado el trabajo es el estado de la estructura, porque Valca está en ruinas" y ello ha obligado a apuntalar por seguridad lugares donde se ha trabajado. La Guardia Civil ha instado al Ayuntamiento menés a que declare el edifico en ruina, pero DB no ha obtenido respuesta del Consistorio sobre los pasos dados en este sentido. Tampoco se conocen las decisiones tomadas por el equipo de gobierno después de aprobar en mayo la reparación del cierre perimetral, que sigue en mal estado y muy dañado.