Arandino con papeles

B.A.
-

El artista Néstor Sanmiguel, aragonés de nacimiento, recibe el título de Hijo Adoptivo de la capital ribereña

La alcaldesa, Raquel González, entregó a Néstor Sanmiguel este título honorífico y una medalla. - Foto: B.A.

Ayer fue un día grande para Aranda y también para Néstor Sanmiguel. Un día en el que se reconoció a uno de los artistas más destacados de la capital ribereña y también a un creador que ha llevado el nombre de la localidad por todo el mundo, pero sobre todo se reconoció a un hombre, que sin ser arandino de nacimiento, ha ejercido como tal. Por todo ello, el Ayuntamiento de Aranda nombró ayer de forma oficial a Néstor Sanmiguel Hijo Adoptivo y le hizo entrega del título honorífico y de una medalla que le acredita como el quinto hombre que pasa a engrosar esta lista, en la que ya están otros ilustres como Luis Mateos, Vela Zanetti, Tomás Pascual y François Michelin.
Sanmiguel comenzó su discurso, que no llevaba anotado, agradeciendo a su esposa su «sacrificio, constancia y apoyo», lo que le permitió estar más libre de otras preocupaciones para dedicarse casi en exclusiva a su trabajo como artista. Echando la vista más atrás, el homenajeado recordó a Luis Kroll, quien ya le enseñó problemas prácticos de la pintura cuando apenas tenía diez años. «Me transmitió un entusiasmo que no se me ha borrado nunca. Siguió mis progresos durante todo mi recorrido hasta que un día me dijo que ya no tenía nada que enseñarme, que era yo el que le enseñaba a él», rememoró un emocionado Sanmiguel, que también mencionó a sus profesores del Sandoval y Rojas y su apoyo cuando les descubría sus aficiones.
En su repaso por su trayectoria no podían faltar dos elementos claves: el MUSAC y el colectivo A Ua Crag, del cual fue cofundador. Respecto al primero apuntó que ha sido uno de sus principales empujes profesionales. «Aún no estaba el edificio del museo construido y me compraron una obra de gran tamaño, después, me organizaron una exposición individual cuando yo aún no tenía mucho recorrido. El MUSAC ha hecho algo muy importante por mi, que ha sido legitimarme como artista», explicó San Miguel, que destacó, entre otros miembros de este museo, a Rafael Doctor, Agustín Pérez Rubio o Tania Pardo.
Sanmiguel también tuvo palabras para otros ex compañeros de A Ua Crag, como Rufo Criado, con el que peregrinó por España con sus cuadros a cuestas recorriendo galerías, o Alejandro Martínez Parra y Julián Valle, que han participado en el montaje de la exposición Las emociones barrocas, una muestra que se inauguró ayer en la Casa de Cultura de Aranda con motivo del nombramiento como Hijo Adoptivo, que estará abierta hasta el 13 de abril y que recoge 73 piezas del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León.
Durante el nombramiento oficial, la concejala de Cultura, Azucena Esteban, destacó que este ha sido uno de los trabajos más satisfactorios que han desarrollado desde su área y que los cuadros de Sanmiguel crean literatura, lo que supone la máxima expresión para un artista. La alcaldesa, Raquel González, recorrió la niñez del artista en Aranda, donde llegó con siete años, y destacó su compromiso por crear y diseñar sus obras desde la capital de la Ribera.