El PP denuncia una subida impositiva de 300 euros a cada uno

SPC
-
Dolors Montserrat (2d) y Alfonso FernándezMañueco (2i), entre otros, durante su visita a un centro de Aspaym. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Dolors Montserrat carga contra el proyecto de presupuestos y asegura que los castellanos y leoneses tendrán que pagar 380 millones más para que Sánchez «siga subido en el Falcon»

La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat, aseguró ayer en Valladolid que de salir adelante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, cada castellano y leonés tendrá que pagar de media 300 euros más en impuestos, a la vez que afirmó que los «presupuestos de la vergüenza, nacidos en la cárcel, morirán en las urnas». Montserrat, que realizó estas declaraciones antes de visitar una residencia de Aspaym, acto en el que estuvo acompañada por el candidato regional del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco, criticó el proyecto de PGE presentado esta semana y denunció que son «las cuentas de Pedro Sánchez para seguir subiéndose en el Falcon, de los independentistas que odian a España y de los comunistas que intentan sumir al país en una nueva crisis económica».
Según explicó, aunque los presupuestos contemplan un incremento de 78 millones de euros para Castilla y León, la realidad es que la Comunidad deberá hacer frente a una subida de impuestos global de 380 millones. Frente al Gobierno de la «vergüenza» están los gobiernos del PP, «leales a España» y con «grandes políticas» que hacen a autonomías como Castilla y León «liderar» todos las clasificaciones en «creación de empleo», «bajada de impuestos» y «educación». «Los niños de cualquier rincón de España no pueden amar lo que no conocen, de ahí que sea tan importante la educación», explicó. Dolors Montserrat, que se refirió a Alfonso Fernández Mañueco, como el próximo presidente de Castilla y León, también resaltó la lealtad de la Comunidad con España.
Además, argumentó que los resultados de las elecciones andaluzas han sido un «basta ya al Sanchismo» y pronosticó que tras los comicios de mayo la situación de cambio en Andalucía se extenderá al resto de España.