Duelo de rachas inversas

SPC
-
Duelo de rachas inversas - Foto: JUAN MEDINA

Un decadente Espanyol se enfrenta a un resucitado Real Madrid con aspiraciones diferentes en la tabla

El Espanyol recibe hoy al Real Madrid (20,45 horas/Mov. Part.) en el RCDE Stadium con la intención de poner fin a su mala dinámica en LaLiga, tras sumar tres puntos de los últimos 27 posibles, frente a un equipo renacido que ha recuperado la confianza y a varios lesionados.
El cuadro merengue ha respondido bien a la obligación de ganar en el torneo doméstico para no despedirse definitivamente de las opciones de pelear hasta el final por el título, a 10 puntos del Barcelona. Busca su tercera victoria consecutiva en el campeonato y extender lejos del Santiago Bernabéu la imponente imagen dejada de local ante Sevilla y en el duelo copero frente al Girona.
El reencuentro con su verdadera imagen, un fútbol más vistoso, vertical y directo en ataque, parte de una clara mejoría física del equipo de Santiago Solari que ha resucitado según ha ido avanzando el mes de enero. Además, va recuperando jugadores, ya solo quedan Keylor Navas y Jesús Vallejo en la enfermería, y las opciones de elegir aumentan para el técnico madridista.
En el mejor momento de Vinícius, líder del juego ofensivo en seis titularidades consecutivas, Solari debe medir el regreso de su competencia directa, Bale y Marco Asensio, recuperados ambos de sus lesiones. Kroos y Marcos Llorente aumentan también las opciones en el centro del campo, en el que Casemiro ha recuperado su nivel habitual.
Salvo la entrada del medio alemán, pocos cambios se esperan de centro campo hacia adelante. En defensa sí pueden regresar, tras descansar en Copa, los laterales Dani Carvajal y Reguilón más Varane en el centro de la defensa. En ataque la irrupción con fuerza de Vinícius le convierte en intocable y el compromiso de Benzema, jugando con un dedo roto, en la referencia del equipo como ‘nueve’.
Tras cinco visitas consecutivas con triunfo blanco en casa del Espanyol, la última cortó la racha con derrota. Es su único partido perdido en terreno ‘periquito’ en 12 años.
Por su parte, el Espanyol llega al duelo con serios problemas en defensa. Además, su entrenador, Rubi, está cuestionado por los malos resultados tras un gran inicio y deberá gestionar el desgaste físico de sus pupilos después de disputar la ida de los cuartos de la Copa contra el Betis sin perder su seña de identidad, el juego ofensivo.