Cuatro meses en negativo para el turismo

B.G.R.
-

La capital y la provincia registraron descensos en junio del 3,9 y del 3,5%, respectivamente. La bajada fue más tenue en el resto de la región

Visitantes en la Catedral - Foto: Alberto Rodrigo

A medida que avanzan los meses, los datos del Instituto Nacional de Estadística avalan las afirmaciones del sector sobre la evolución negativa del turismo durante 2018. El último estudio, el de Coyuntura Hotelera publicado ayer, vuelve a  mostrar un descenso en julio tanto del número de pernoctaciones como de viajeros que visitaron la capital y la provincia respecto al mismo periodo del año pasado, tendencia que, por otro lado, se repite en el conjunto regional y nacional aunque en menor medida.
Burgos recibió el mes pasado a  100.115 visitantes, lo que supone 4.416 menos que el ejercicio anterior o una caída relativa del 3,9%. Esto se tradujo en una merma de las estancias en establecimientos hoteleros, que pasaron de las 146.851 contabilizadas en 2017 a las 141.791 (5.000 menos y un retroceso del 3,5%). A pesar de todo, la estancia media se mantuvo casi invariable, 1,42 días, repitiendo una vez más en los puestos de cola de Castilla y León, donde llegó a 1,62.

(Información completa en la edición de hoy)