El PP bordea la mayoría absoluta e irrumpen Ciudadanos e Imagina

H. Jiménez / Burgos
-

Desplome del PSOE. Se mantendría como segunda fuerza política pero podría quedarse con solo cinco concejales

El PP bordea la mayoría absoluta e irrumpen Ciudadanos e Imagina

Las elecciones del 24 de mayo pueden conformar un panorama político muy distinto del que el Ayuntamiento de Burgos viene presentando a lo largo de los tres últimos mandatos. El Partido Popular se mantendría como formación más votada con notable diferencia sobre el resto, pero perdería su actual mayoría absoluta y estaría obligado a pactar con otras formaciones para gobernar la ciudad.

Esa es la principal conclusión de una encuesta realizada por la empresa Sigma Dos para Diario de Burgos y que refleja notables cambios en la composición del próximo Salón de Plenos: además de la pérdida de la mayoría del PP (aunque por poco) entran con fuerza nuevos partidos, salen otros que se quedan sin representación y hay mucha igualdad entre tres de las opciones preferidas por los electores.

La lista más votada sería la encabezada por el actual alcalde, Javier Lacalle, pero pasaría de tener un 46,2% de los votos al 41%, lo que se trasladaría en una horquilla de 12 o 13 concejales, dos por debajo de los que obtuvo en los comicios locales de 2011 y sin llegar a los 14 que marca la mayoría absoluta en el Consistorio burgalés. Sería el peor resultado del Partido Popular desde los comicios de 1999, cuando se quedaron con 10 representantes.

La segunda fuerza seguiría siendo el PSOE, pero la organización que lidera Daniel de la Rosa no puede permitirse la más mínima relajación, pues Ciudadanos e Imagina irrumpen con un porcentaje muy cercano. Los socialistas pasarían del 25,6% al 18,6%, caerían desde sus actuales 8 concejales hasta los 5 o 6 (a niveles de hace veinte años, cuando también tuvieron 5) y corren el riesgo de empatar en escaños con el partido de Albert Rivera.

Pese a no tener definido aún su candidato o candidata a la Alcaldía, la formación naranja obtiene en este sondeo un 16,7% de los votos, lo que se traduce en 4 o 5 ediles. El mismo resultado podría obtener Imagina Burgos, la opción que aglutina a diversos partidos de izquierdas y que la semana pasada eligió a Raúl Salinero (actual concejal de Izquierda Unida) como su cabeza de lista. La encuesta de Sigma Dos le otorga 4 o 5 concejales, con un porcentaje del 15,8%.

La entrada de nuevas formaciones tiene como resultado automático la salida de otras. Es evidente la de Izquierda Unida, que ya no concurrirá con sus siglas y que actualmente tiene un solo concejal. Pero a ella se suma la de Unión, Progreso y Democracia. La formación magenta alcanzó los tres asientos en el año 2011 y ahora se ve abocada a la desaparición, al caer desde un 11,8% a un 3,9% en estimación de voto que refleja una notable pérdida de apoyos, derivados bien hacia Ciudadanos o bien hacia Imagina.

Con estos resultados, si el Partido Popular quiere mantener la Alcaldía deberá intentar gobernar en solitario o pactar con una de las formaciones que le sucedan (no parece probable que lo haga con el Partido Socialista o Imagina Burgos, por lo que su primera opción a priori sería Ciudadanos).

En el caso de que no alcanzara ningún acuerdo, los socialistas aún tendrían opciones de formar un tripartito con los dos nuevos grupos que se convierten en decisivos para el futuro de la ciudad, en una suerte de reedición de lo que ocurrió en 1999, cuando Ángel Olivares se convirtió en regidor apoyado por Izquierda Unida y Tierra Comunera.

El trabajo de campo de este sondeo fue realizado los días 23 y 24 de marzo mediante 600 entrevistas telefónicas a mayores de 18 años con derecho a voto, selección aleatoria con cuotas de sexo y edad, cuestionario estructurado y margen de error que será del +-4,08% para un nivel de confianza del 95,5% (dos signa) y un p/q=50/50.