Sacyl dará a los invidentes una tarjeta sanitaria en braille

SPC
-

Sanidad suscribe un acuerdo con la ONCE para trabajar en la adaptación del sistema a este colectivo, al que también facilitará recetas accesibles por email y dispositivos de glucemia

Una mujer invidente baja unas escaleras acompañada - Foto: Víctor Ballesteros

Las personas ciegas que viven en Castilla y León recibirán por correo electrónico la receta de sus medicamentos y prescripciones facultativas, al tiempo que contarán con una tarjeta sanitaria de Sacyl adaptada en braille. Además, aquellas que también son diabéticas -unas 50- podrán acceder de forma gratuita a glucómetros y sistemas de monitorización continua de glucemia. Con ello, se permite una autonomía personal plena en el autocontrol y cuidados específicos para dicha enfermedad.Unas ventajas para el colectivo de invidentes que se recoge en el protocolo de actuación suscrito entre el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, y representantes de la Delegación Territorial de la ONCE en Castilla y León, que busca, dentro de la estrategia de humanización de la Consejería, hacer más accesibles los servicios y prestaciones del sistema sanitario a los usuarios. «Se trata de adaptar la sanidad pública a los necesidades del paciente, como ya se ha hecho con otros colectivos, como las personas que padecen autismo y alzheimer», aseguran desde la Consejería.
El acuerdo, que estará vigente durante dos años con posibilidad de prórroga, pretende establecer un marco de colaboración entre ambas entidades que permita, a través de diversas actuaciones y programas, garantizar a las personas ciegas o afectadas por deficiencias visuales de carácter grave o severo el acceso en condiciones de igualdad a todos los servicios y prestaciones del Sistema de Salud de Castilla y León.
Así, a raíz del convenio, Sanidad procurará una mejora en el acceso a los servicios de la Gerencia Regional de Salud para estas personas, mientras que la ONCE se compromete a asesorar y supervisar las medidas propuestas y del desarrollo de los programas.
Cógidos de lectura.

Para lograr que las personas ciegas reciban la información contenida en las recetas médicas y prescripciones facultativas en formato electrónico, «Sacyl ya ha adaptado la aplicación correspondiente y está a la espera de recibir los datos de los usuarios que pueden beneficiarse de esta mejora». Por lo que respecta a la información contenida en la tarjeta sanitaria, se adaptará al sistema braille y se incluirán códigos de lectura mediante sistemas electrónicos accesibles para aquellos usuarios que dispongan de dispositivos adaptados.
Además, gracias al acuerdo, los servicios de medicina de empresa de la ONCE podrán emitir recetas del Sistema Público de Salud para sus trabajadores, la mayoría de los cuales son personas con discapacidad. Para el desarrollo de esta medida será necesaria la adecuada coordinación con los médicos de familia de dichos pacientes, y se establecerá el procedimiento para la emisión de etiquetas a aquellos pacientes que requieran recetas de forma habitual por el médico de empresa, según informa Ical.