scorecardresearch

La Arandina contiene su deuda

JOSÉ A. DEL CURA
-

El equipo ribereño incrementa su déficit ligeramente y arroja en las cuentas un desfase de 43.371,92 euros

La asamblea general de socios de la Arandina se celebró en la tarde de ayer. - Foto: J.A.D.C.

La gestión de la Arandina el curso pasado, con un cinturón apretado hasta la máxima expresión, parece haber dado sus frutos. Al menos, tímidamente. El conjunto ribereño lograba acceder un año más a la fase de ascenso en el aspecto deportivo y, en el económico, el ejercicio servía para, pese a incrementar en unos 11.000 euros la deuda respecto a la temporada anterior (que se saldaba con un déficit de 32.310 euros), contener en cierta medida un gasto monetario que, tras más de un año de crisis sanitaria, la junta directiva blanquiazul ha fijado oficialmente en 43.371,92 euros de desfase.

Así lo ponían al menos de manifiesto los máximos responsables del club arandino en la asamblea general de socios celebrada en la tarde de ayer miércoles en el Centro Tomás Pascual de la capital ribereña. Una cita que desvelaba, al igual que las cuentas cosechadas en la campaña 2020/2021, un presupuesto para la presente temporada que ha pasado a incrementarse ligeramente al ascender su cuantía desde los 345.000 euros programados para el último año, a los 422.750 existentes para el actual.

Con mérito focalizado además en la faceta deportiva dado que, a diferencia del último curso, donde el coste de la plantilla reflejaba una cantidad que se elevaba hasta los 180.230,55 euros, la presente hoja de ruta deja programados para tal fin únicamente unos 160.000. Una cifra un 11% inferior a la temporada pasada, y que otorga más mérito si quiera a la labor que ÁlexIzquierdo y sus futbolistas vienen realizando hasta la fecha sobre el terreno de juego en liga.

Con todo, incidir también en que la junta directiva blanquiazul ha contemplado en sus cifras de previsiones números algo más halagüeños en la recaudación que los vistos durante el último ejercicio. Tanto en el aspecto publicitario y de dinero llegado desde los patrocinadores (donde se esperan alcanzar unos 70.000 euros frente a los 40.650 logrados la temporada anterior), como en lo referente a las cuantía extraídas de las cuotas de socios y fútbol base (que siguen un aumento similar al apartado anterior y ascienden de 48.618 y 40.650,67 euros respectivamente, a los 70.000 y 76.500).

Eso por el lado positivo. Un escenario que tiene también su parte negativa, como no podía ser de otro modo, y que llega de la mano de la reducción de subvenciones percibidas por el club desde las diferentes administraciones al caer sus aportaciones desde los 122.000 euros hasta los 109.000 (en este caso, debido a una disminución de 13.000 euros de la ayuda aportada por la Federación).

En definitiva, un horizonte complicado para el club blanquiazul este año por tanto, y unas cuentas austeras que, ante la adversidad, existente, tratarán hacer seguir al equipo adelante.