CCOO alerta que el operativo antiincendios data de 1999

SPC
-

El sindicato reclama al Gobierno regional más inversión en prevención, cumplir los acuerdos y la «urgente» revisión del Plan Infocal, que data de 1999

Un grupo de trabajadores lucha contra unas llamas en la Comunidad - Foto: Ical

Comisiones Obreras denunció ayer que el operativo de la Junta de Castilla y León está «obsoleto al estar en vigor desde el año 1999» y no está «preparado para los nuevos incendios forestales». Así lo recoge el catálogo 2018 sobre los medios autonómicos de extinción de incendios que se presentó ayer en Valladolid y que ofrece una comparativa entre autonomías, con una gran diferencia salarial y de horarios, además de medios involucrados en cada plan. 
El sindicato criticó que en España haya 19 modelos diferentes, y el de Castilla y León es uno donde la empresa privada tiene mayor peso, en torno a una 40 por ciento, cuando la media nacional ronda el 13 por ciento. «La gran mayoría de los trabajadores de esta Comunidad trabajan tres meses y medio, y es fundamental que haya una gestión forestal sostenible para avanzar en esta materia», destacó el secretario confederal de Medio Ambiente y Movilidad del sindicato, Mariano Sanz Lubeiro. 
Por ello, exigen un modelo que «incluya la prevención, la extinción y la recuperación de aquellos espacios que estén afectados. Un modelo basado en un sistema público a partir de la figura del bombero forestal y su profesionalización», afirmó, a lo que sumó que el presupuesto se ha reducido presupuestariamente a la mitad en apenas diez años.
El ciclo de trabajo comienza en julio, por lo que «no existe una cobertura durante las olas de calor de junio y mucho menos en invierno, temporada donde se producen gran número de incendios», subrayó, por su parte, la secretaria de Medio Ambiente y Migraciones de CCOO en Castilla y León, Cristina de La Torre. Sin olvidar que, en la región, «las cuadrillas realizan tareas de limpieza mientras no hay incendios, un trabajo minoritario en el territorio nacional, lo que provoca problemas de salud debido a las altas temperaturas», añadió.
Desde el sindicato pidieron tanto al Gobierno estatal como al autonómico que «apuesten por la gestión forestal, al suponer el 51 por ciento de la superficie de la región. Una clara apuesta de inversión en los próximos presupuestos para que se ponga en marcha una política forestal en condiciones». Además, recordaron el problema de la España vaciada donde sería un punto de partida importante para llenar la zona rural de personal y de trabajadores.