scorecardresearch

Exigen directrices claras para el inicio del próximo curso

B.G.R.
-

Centros de Secundaria ven ajustados los plazos de matrícula con el inicio de las clases en esta etapa el 14 de septiembre. Consideran imposible mantener la distancia de 1,5 metros. Docentes y padres piden a la Junta "certidumbres"

Los alumnos de segundo de Bachillerato volvieron a sus centros el pasado viernes para preparar la prueba de acceso a la universidad. - Foto: Jesús J. Matías

En ese plan de transición hacia la nueva normalidad, la mayoría de los sectores han conocido con antelación las medidas a las que tienen que estar sujetos. Sin embargo, en el campo educativo las directrices para el final de curso están llegando con escaso margen de tiempo, acompañadas de anuncios para el inicio del próximo de distintas autoridades educativas, a veces contradictorios, sobre límites de alumnos o distribución de espacios y horarios que no terminan de plasmarse en papel. Todo ello hace que la preocupación se extienda entre los profesores, equipos directivos y familias, según ha podido constatar este periódico a partir de la opinión recabada en distintos centros de la capital.

La incertidumbre que tenían hace una semana se ha transformado en un mayor desvelo desde que se publicó el calendario para el comienzo del ejercicio escolar 2020-2021, con el arranque de clases el 9 de septiembre para Infantil y Primaria y el 14 para Secundaria y Bachillerato. El motivo son los «ajustados» plazos de matrícula, que parece que se van ya al citado mes teniendo en cuenta que la resolución del proceso de admisión se ha retrasado al 27 de julio, con el listado final de adjudicación de plaza.

Desde el instituto Comuneros de Castilla reconocen que los «plazos se amontonan» y que la confección de grupos y horarios requiere de tiempo puesto que hay que realizarlos de manera «heterogénea y equilibrada». «No se trata  de poner a un alumno en una clase por orden de lista o por sorteo. Los  tiempos no pueden acortarse», señalan fuentes del centro, al tiempo que abogan por que ese proceso se adelante a julio, mes en el que los docentes están a disposición de la Administración autonómica.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)