scorecardresearch

El carril bici de la calle Vitoria se ejecutará durante 2023

J.M.
-

El Ejecutivo reserva 875.000 euros del Presupuesto en Burgos para el tramo ciclable comprendido entre la plaza del Rey y el Cid. También está previsto acometer en 2023 las obras en Reyes Católicos

El nuevo tramo de carril bici de la calle Vitoria tendrá una longitud de unos 900 metros y eliminará un carril entre Hacienda y la calle Puente Gasset. - Foto: Valdivielso

El borrador del proyecto del Presupuesto de 2023, muy sujeto en el capítulo de inversiones a los compromisos ya adquiridos de ejercicios pasados aunque con un crecimiento notable por la previsión de los ingresos procedentes de fondos europeos, viene a mostrar el interés del Gobierno de coalición del PSOE y Cs por situar la movilidad como uno de los pilares de este mandato. Si al inicio de la legislatura se aprobaba una nueva ordenanza cuyo mayor impacto fue la reducción de los límites de velocidad en alrededor de un millar de calles y se perfilaba el nuevo mapa de líneas de autobús, de cara al final del mandato el Ejecutivo ha querido dar prioridad a la construcción de nuevos tramos de carril bici y prueba de ello es que en las cuentas de 2023 se reservarán 875.000 euros para crear un itinerario de este tipo en la calle Vitoria (entre la plaza del Rey y el Cid) y otros 411.000 para ejecutar el de Reyes Católicos (su coste total rozará los 900.000).

No ha querido el equipo de Gobierno esperar a la modificación presupuestaria que se aprobará en marzo o abril (donde dispondrá de abundantes recursos procedentes de los remanentes de tesorería) y ha querido que estas actuaciones cuenten ya con crédito desde enero. Fecha, esta última, en la que se espera que las cuentas hayan sido ya aprobadas de manera definitiva en el Pleno.

La más atrevida de estas propuestas es la creación del carril bici en la calle Vitoria, ya que supondrá la supresión de un carril de la circulación en el tramo comprendido entre la Delegación de Hacienda y la calle puente Gasset (incluida esta calle y el propio puente).

Más allá de estas actuaciones, el alcalde, que compareció ayer para presentar las cuentas acompañado del vicealcalde, Vicente Marañón, y del concejal de Hacienda, David Jurado, defendió que el Presupuesto de 2023 será el «más ambicioso de la historia» al alcanzar, tal y como ya anticipó este periódico la semana pasada, los 220 millones de euros.

Las cuentas, debido a la previsión de obtener unos ingresos procedentes de la Unión Europea de alrededor de 11 millones de euros, recogen inversiones por valor de 33,7 millones de euros. Es decir, un 44,7% superiores a los 23,3 que figuraron en 2022.

Pese a lo elevado del importe, el grueso de las inversiones son ya conocidas (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy miércoles o aquí)