«De lo que más orgulloso estoy es del grupo humano»

J.A.D.C.
-

El técnico asturiano valora sus primeros meses como máximo responsable de la primera plantilla arandina y hace un repaso a su experiencia personal durante este tiempo tanto dentro como fuera de los muros del pabellón Príncipe de Asturias

Alberto Suárez dialogando con Fernando Chico a pie de pista - Foto: Julio Calvo

Han pasado tan sólo seis meses desde que Alberto Suárez aterrizara en la capital ribereña, pero el técnico asturiano reconoce que para él la sensación es como si llevara viviendo en ella toda la vida. Integrado perfectamente en la sociedad arandina tanto a nivel de club como ciudadano, el preparador gijonés repasa con humor lo que ha dado de sí para él este tiempo a orillas del Duero; tambíen, prepara con minucioso detalle el reinicio liguero de su equipo en 2020.

Se cumple medio año de su llegada ¿Qué valoración hace echando la vista atrás?

De crecimiento de todo. Del equipo, de ilusionarse, de creer que pueden hacerse cosas bonitas…

También ha habido momentos malos (casos de Souto y Leonel) ¿Aún así satisfactorio?

Pues sí. Es verdad que hemos tenido problemas con los que no contábamos y que nos han trastocado la plantilla que habíamos diseñado al principio, pero el equipo ha salido fortalecido de esas circunstancias y creo que todavía no hemos llegado a nuestro techo. Tocó inventar sobre la marcha, porque comenzamos trabajando sobre una idea y con lo de Leonel y Souto nos quedamos un descompensados. A ver si ahora, con la llegada de Mijatovic, podemos conseguir recuperar ese equilibrio que teníamos.

A nivel particular este tiempo en Aranda le ha sido productivo también fuera de la pista. Le hemos visto muy activo en redes sociales.

He tratado de ayudar. Como siempre. Muchas veces en balonmano necesitamos echar mano de todo lo que podamos para hacer visible nuestro día a día y trasladar a la gente nuestra ilusión. Las redes sociales están ahí y, como siempre digo, todo lo que sea utilizado para bien y cosas positivas, bienvenido sea.

Al margen de vivencias, este tiempo también le ha servido para acumular varias anécdotas.

Nos han pasado muchas pequeñas cosas. Alguna de ellas terribles, como la muerte de Paco al principio de temporada, que fue una cosa que nos marcó mucho, pero luego también han sucedido otras más anecdóticas. Con el coche, por ejemplo, que me tenía una guardada para la vuelta de Argentina, y ahí estuvimos arreglándolo. Pero vamos, que todas sean así y podamos enfocarlas hacia el lado positivo.

¿Puede decirse que por aquí no dejan de pasar cosas?

No hace falta que lo juréis. Aranda tiene mucha vida y siempre sucede algo. Pero para los que somos de fuera y estamos aquí intentando conocer un poco el día a día, en general son todo experiencias positivas y eso es lo más importante.

Hablando de eso, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención de la ciudad?

Pues a mí Aranda me parece una ciudad, pueblo, o villa, como se le quiera llamar, con una calidad de vida enorme. Se vive muy bien y se puede ir andando a todos los sitios porque todo está cerca. Además, convives con todos en el día a día. El otro día, por ejemplo, fui a comprar a un quiosco que tengo enfrente de casa y la señora me preguntó por mi estancia en Argentina. No supe muy bien cómo reaccionar porque nunca había entrado y no la conocía. Pero me contó que lleva viniendo toda la vida a los partidos y eso es lo bonito. Siempre he dicho que en el deporte nos pagan por hacer feliz a la gente y que ésta se divierta y sueñe contigo. Y eso es lo más positivo.

¿Y en lo relativo al equipo?

De lo más orgulloso que estoy es de su calidad humana. Es tremendo. Da muchísimo gusto trabajar con ellos y para mí, si no es el mejor, es de los mejores grupos a ese nivel que he tenido. Cada día son de diez y la verdad que estoy súper orgulloso de eso. Pero también del staff que hemos formado con Fernando, que ya estaba; Héctor, que se ha incorporado; Sergio..., y con todos los colaboradores del club.

En lo referente a esa ilusión de la que habla, ¿van apareciendo ya los primeros objetivos oficiales?

Los objetivos en el deporte tienen que ir realimentándose en una temporada. Tanto para bien como para mal. Para nosotros el objetivo de inicio era arrancar y lo hicimos con muchas dificultades. Ya al acabar el primer tercio nos replanteamos si podíamos marcarnos uno nuevo como la fase de ascenso y en eso estamos. En intentar jugarla.

Para llegar a ello hay que seguir puntuando como hasta ahora. Primero en Málaga, ¿y después?

Tenemos marcados en bloque los tres primeros partidos: Málaga, Zamora y Torrelavega, porque luego hay un parón. Los tres son partidos muy importantes, pero también difíciles. Aunque me imagino que jugar contra nosotros hoy día también lo será para cualquiera. Entonces, pues bueno, vamos a tratar de sumar lo más posible en estos partidos, que es el objetivo de mínimos ahora, y sobre todo seguir creciendo.