scorecardresearch

«La mejora atrás es cosa de todo el equipo»

J.A.D.C.
-

Maxi San José se ha convertido en las últimas jornadas en un fijo en el once de la Arandina. Con él bajo palos, el equipo acumula ya dos porterías a cero

San José, en una acción de partido ante el Numancia B - Foto: Christian Castrillo

El inicio de curso está siendo un máster acelerado a nivel de experiencias para el joven portero de la Arandina Maxi San José. Y es que, desde que el ex del Real Valladolid juvenil debutara el pasado mes de octubre en Copa Federación ante Unionistas (el duelo caía a la postre de lado charro), los acontecimientos se han precipitado para el meta de Toro.

Lo han hecho porque éste ha pasado de ser suplente a titular en la estructura del Duero de forma prácticamente meteórica, pero también porque, bajo sus guantes, han acabado por llegar las dos primeras comparecencias a cero para el plantel que dirige Álex Izquierdo.

«Sinceramente, en estos últimos partidos me he encontrado muy cómodo con el equipo», ha reconocido San José a DB ante un hecho, el del cerrojazo al arco blanquiazul que, según el futbolista, obedece ni más ni menos «al trabajo de todo el equipo» a nivel de bloque.

Además, y siempre humilde, ha señalado también que, pese al reciente éxito cosechado, «la verdad es que al principio empecé no jugando». Un hecho que asocia a su «falta de experiencia» y que hizo que Izquierdo apostara de inicio por Harillo, pero que no le impidió en ningún momento seguir «trabajando cada día» a la espera de su oportunidad.

Una oportunidad que finalmente le llegó el pasado martes día 8 ante La Granja y que, tras haber visto continuidad contra el Numancia B, reconoce ha sabido «aprovechar bien» a nivel personal. También de conjunto puesto que, desde entonces, el equipo ha logrado corregir errores y mejorar la «contundencia en área propia». Sobre todo «en los centros laterales», que al principio «nos estaban haciendo daño», apunta.

Precisamente esa mejoría defensiva que describe Maxi San José ha permitido a la plantilla de El Montecillo acumular cuatro de los seis últimos puntos en juego y consolidar un planteamiento que, a pesar del esfuerzo diario, parecía estar condenado a no tener traducción sobre el césped los domingos.

«Ha costado adaptarnos porque al final éramos un grupo de gente nueva y no nos conocíamos casi de nada», señala, «pero ahora estamos a cuatro puntos del playoff y con un partido menos, así que vamos a intentar acabar el año bien y tratar de cerrar la primera vuelta en esos puestos, que es el objetivo».