Los caminos del señor teatro son inescrutables

A.S.R.
-

El Escena Abierta da un golpe en la mesa con siete propuestas a partir de este viernes que se interrogan sobre la enigmática y atormentada condición humana

Los caminos del señor teatro son inescrutables

Los caminos del Escena Abierta son inescrutables. Nadie sabe por dónde transitará cada edición, ni siquiera una vez desvelada su apuesta. Los derroteros que pueda tomar cada espectáculo son impredecibles. Ese misterio y esa capacidad para sorprender se hallan entre los secretos de su poder de seducción, amén de la calidad de los trabajos a escena y de su querencia por el más difícil todavía sin red. La edición 21, que se desarrollará desde este viernes y hasta el próximo domingo, 19 de enero, mantiene estas claves. Siete montajes apuntalan un programa que tira como hilo conductor de la recuperación de la palabra como parte esencial del proceso creativo escénico y que, de alguna manera, vuelve a sus orígenes para retar al público a enfrentarse a la enigmática y atormentada condición humana. 
El cabeza de cartel de este año viene con firma local. El creador visual Abajo Izquierdo repite presencia en el festival con el estreno absoluto de su nuevo trabajo, Diagnóstico. Si en 2002 dejó en cueros, literal, a casi 300 personas, en esta ocasión se desnuda él. Los psicólogos Jesús Sánchez y Fernando Pérez del Río y los psiquiatras Juan Mons y Manuel Mateos dejarán al descubierto su mente en directo y ante los ojos de los espectadores "en una reflexión sobre la locura y el arte", en palabras del director de Actividades Culturales de la Universidad de Burgos, Carlos Lozano. 
Con letras gordas se asoma igualmente la premiada A.K.A. (Also Known As), de Daniel J. Meyer y Montse Rodríguez Clusella, ganadora de, entre otros galardones, dos Max, a Mejor Autoría Revelación y Mejor Actor Protagonista. El montaje llega con el aval de haber devuelto al público joven al patio de butacas con el relato de la vida de un adolescente, con sus tormentos y sus miedos, que se encarará con el público en una escenografía en U.
Y del arrojo de los nuevos creadores y las últimas formas de hacer teatro es ejemplo Fundación Agrupación Colectiva, que presenta Protocolos de acción frente a lo desconocido, coproducción de Escena Abierta y TNT, recomendada para mayores de 18 años, que realizará un escáner del alma para enfrentarse a las emociones universales. 
Dos monólogos y dos mujeres en escena comparten La edad del frío. Conversaciones con Antígona y 360 gramos. El primero es un texto de Roberto García de la Mesa, para algunos uno de los mejores escritores en la actualidad, que recorre el papel de la mujer en la historia de Europa al paso de acciones violentas y machistas en la voz de la actriz Cristina Hernández Cruz. Y el segundo es una propuesta íntima, personal y poética de Ada Vilaró, una gurú de la escena nacional, que cuestiona los estereotipos de belleza a partir de la propia pérdida de un pecho a causa de un cáncer de mama. 
Las mismas expectativas despiertan Archivo, de Serrucho, una gran instalación llena de cajones con archivos, que invita al espectador a convertirse en actor e ir creando su propia historia abriendo y cerrando archivos, que condicionará la del resto; y Hay un agujero de gusano dentro de ti, de Malala Producciones, "una mezcla de teatro y danza que reflexiona sobre la pérdida, sobre las cosas que hemos ido perdiendo a lo largo de nuestras vidas e incluso las que nunca llegamos a tener", en la mirada del técnico del Ayuntamiento Ignacio de Miguel. 
El encuentro cuenta con un presupuesto de 123.000 euros y, como apuntó el responsable de Cultura de la Fundación Caja de Burgos, Óscar Martínez, la tercera entidad implicada en este proyecto, es uno de los pocos ejemplares de una especie que pasó a estar en peligro de extinción con la llegada de la crisis económica tras la proliferación experimentada en los años previos. "Escena Abierta es el único festival capaz de concitar un año tras otro a un público fiel, expectante, que espera cada edición con la mente abierta y la necesidad de disfrutar de nuevos lenguajes", advirtió con el asentimiento de sus compañeros de una aventura que invita un año más, esta vez con cartel de Elena Cejudo, a colarse en las insondables sendas del teatro. 

 



Las más vistas