Noche de inquietud en la calle Luis Alberdi

DB
-
Cortan la calle Luis Alberdi por un incendio

Un adulto y tres menores fueron atendidos y dados de alta in situ tras el incendio de un primer piso en el número 20. Bomberos y policías acordonaron la zona

Noche de inquietud y temor la pasada en la calle Luis Alberdi, en Gamonal-G-9. Al menos en las primeras horas. Pero todo quedó en mucho humo, algunas llamas, numerosas sirenas, corte de la calle, decenas de vecinos y de curiosos en las aceras y otro recuerdo de las Navidades de 2018. Un adulto y tres menores fueron asistidos por inhalación de humo y dados de alta en el lugar, sin necesidad de traslado al Hospital, según ha confirmado el Servicio de Emergencias 112 Castilla y León.
En el número 20 de esta vía se declaró un incendio sobre las 23 horas y saltaron todas las alarmas. Y las redes sociales. Numerosas llamadas llegaron a Bomberos, Policía Local y 112. La rápida y eficaz actuación de los primeros controló la situación. Se comprobó que no había heridos dentro y se ventiló el inmueble para que poco a poco regresara la normalidad y el sueño al barrio sito entre la avenida Derechos Humanos (antes, Eladio Perlado) y Juan Ramón Jiménez-Pentasa.
Además de una dotación del servicio contraincendios formada por tres vehículos (bomba, autoescala y auxiliar) y 10 profesionales, acudieron al lugar varias patrullas de la Policía Local y de la Nacional.
Al parecer, el origen de este suceso estuvo en una estufa del primer piso del número 20, que provocó el incendio ayudada de tejidos y muebles cercanos. Sobre la 1 de esta madrugada los Bomberos allí destacados regresaron a la base tras asegurarse que no había riesgo de reavivarse las llamas ni para las personas allí residentes.
Hoy, con la luz del día y más datos sobre la mesa, se analizará qué pasó, las causas y las consecuencias, así como quién se hace cargo de la factura para devolver el aspecto anterior al edificio, ya que el humo dejó sus huellas.
Aparatoso y en un principio amenazante, pero que solo fue un incendio muy localizado que se quedó, por suerte, en un gran susto.