Amantia seduce a Arzak

I.P. / Burgos
-

El cocinero vasco ha comprado parte de la primera producción del 'vino del hielo' elaborado con las uvas producidas por Agrobauto Sociedad Cooperativa, en la localidad regada por el Arlanza

Los socios cooperativistas, Andrés Ortega, José Miguel Merino y Luis Ángel Lozano, en sus viñedos. - Foto: Luis

Los prestigiosos cocineros vascos Juan Mari Arzak y Andoni Luis Aduriz se han dejado seducir por el ‘vino del hielo’ bautizado con el nombre de Amantia, elaborado con uvas de los viñedos regados por el Arlanza en Quintanilla del Agua, por la Sociedad Cooperativa Agrobauto. De momento, ha sido el más veterano el que ha comprado la totalidad de las botellas que quedaban en bodega de la campaña pasada, la primera en la que se elaboró este tipo de vino dulce, elaborado con uvas heladas. Han sido 200 las botellas que Arzak se ha llevado a su restaurante de San Sebastián, pagando 20 euros por cada una.
Con ese interés, es ya el primero en la lista para hacerse con una buena cantidad de botellas de vino Amantia de esta campaña, que está actualmente en pleno proceso de elaboración -la uva se recogió el puente de la Constitución, en diciembre- y que se embotellará hacia octubre, según explica el enólogo de la Bodega Ladrero, en Torquemada (Palencia), que es donde se ha elaborado el vino y quien ha registrado la marca, aunque la uva es producida en Quintanilla del Agua por los socios de Agrobauto Sdad Cooperativa, Andrés Ortega, José Miguel Merino y Luis Ángel Lozano.
De hecho, la idea de dejar una hectárea de uvas sin recoger la campaña anterior fue de éstos ante las dificultades para que les recogieran toda la producción en las bodegas de la DenominaciónArlanza, a la que pertenecen. Hace años que elaboran sus vinos tinto y rosado, bajo el nombre de Viña del Fraile, en la Bodega Ladrero de Torquemada, también adscrita a la DOArlanza. La iniciativa la comentaron con el enólogo de Ladrero, que se comprometió a elaborar el ‘vino del hielo’, que ha sido muy bien acogido. Se embotellaron unas 1.000 botellas, de las que la mayoría se han ido regalando a amigos. También adquirió unas pocas Raúl Gómez, del restaurante Blue Gallery.
Esta campaña, Agrobauto decidió dejar más hectáreas, de tal manera que se doblará la producción y tendrá 2.000 botellas. Según el enólogo de la bodega, es muy probable que además de Arzak, compre Amantia, Andoni Aduriz, del restaurante Mugaritz (Rentería), que ya se interesó el año pasado. Ambos chef han conocido el vino por alguno de los socios vascos de la Bodega Ladrero.
Para los socios de Agrobauto, que se hayan interesados por el vino estos prestigiosos cocineros es  un honor, así como para Ladrero que es, en definitiva, la propietaria de la marca. Andrés Ortega afirma que no hay ningún problema en ello. «Nosotros les vendemos el vino y ellos lo elaboran», dice, pero reconoce que «se nos adelantaron al registrarlo».