Montefibre tendrá en septiembre los 5,6 millones del Reindus

Ó.C
-

Su presidente, Alfonso Cirera, indica la importancia del crédito para cambiar la producción a fibra de carbono. El producto ha pasado pruebas y se espera tener listo a mediados de 2020

Montefibre tendrá en septiembre los 5,6 millones del Reindus - Foto: Alberto Rodrigo

El proceso para convertir a Montefibre en un referente de la producción de fibra de carbono sigue dando pasos al frente. Al menos, así lo explica el presidente de la compañía, Alfonso Cirera, quien resalta que su proyecto continua siendo viable y además se anuncia que los 5,6 millones de euros, aprobados por el Ministerio de Industria a través del Plan Reindus, estarán en la cuenta de la empresa de la carretera de Logroño en septiembre. Un dinero que es importante para financiar la transformación de la instalación, que según los planes de la dirección podría empezar a vender su fibra de carbono a mediados de 2020.
Para cumplir con este calendario, Cirera destaca que el apoyo institucional es algo trascendental. Por eso, contar con los 5,6 millones supone un salto fundamental para pasar de la fibra acrílica a la de carbono. Sin embargo, este dinero tampoco ha estado asegurado, puesto que en un primer momento la solicitud de once millones para el Reindus y fue denegada. Tras recurrir la decisión, el Ministerio aceptó en parte las alegaciones y posteriormente se aceptaron los avales para garantizar la devolución de un dinero que llega en forma de préstamo en condiciones ventajosas.
Una vez superados los problemas de la tramitación y a punto de recibir el crédito, Cirera destaca que «el Ministerio ha entendido la importancia y la grandeza de este proyecto», por lo que ahora se confía en la viabilidad de la factoría «sin olvidar de donde venimos», puesto que Montefibre llegó a estar parada cuatro años y retomó su actividad en marzo de 2017.
Por parte del máximo responsable tanto de Montefibre como de su matriz Praedium, se detalla que a primeros del mes de agosto el material con el que actualmente se está trabajando se sometió «a unas pruebas en Europa y dimos unos resultados muy buenos», por lo que Cirera ensalza que «tenemos una fibra de gran calidad». De esta manera se da por hecho que el cambio es posible, con la idea fijada en tratar de conseguir una fibra de carbono «a un precio asequible» para competir en el mercado.
En este sentido, Cirera sostiene que su proyecto es «sólido» y para ello repasa como se han ido sucediendo los acontecimiento en la factoría. No obstante, por parte de los trabajadores en ocasiones se ha puesto en tela de juicio el panorama que se muestra desde la dirección. Al margen de las consideraciones, hay que recordar que para acometer la transformación hacía el nuevo modelo productivo, la plantilla entró en noviembre de 2019 en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que finaliza el próximo 30 de septiembre. Una fecha ante la que de momento se mantiene silencio, sin saber si dentro del proceso de transformación toda la plantilla volverá a la actividad o habrá un nuevo ERTE.


Las más vistas