Cenieh, de Burgos al mundo en una década

I.L.H.
-

El Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana cumple 10 años acercando la ciencia y exportando prestigio y calidad a los cinco continentes. El 7 de julio celebran su aniversario con el profesor Tim White

Cenieh, de Burgos al mundo en una década - Foto: Alberto Rodrigo

Sin ciencia no hay desarrollo. Y sin una buena divulgación, el trabajo que desarrollan los científicos y científicas ni se entiende ni se valora. El Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana es un centro único en España, referente por aglutinar en un espacio todas las metodologías y laboratorios vinculados al estudio de la evolución humana. Pero con ese título ya nació y con eso no basta. Hoy el Cenieh es referencia porque su trabajo trasciende de la ciudad al mundo.
El centro cumple una década de progresión, ralentizada eso sí en los años de crisis. Su proyección actual le supone colaborar en más de 40 proyectos nacionales e internacionales, dirigir una veintena de excavaciones en todo el planeta y tener una media de cien publicaciones al año de alto impacto. «Hemos tenido una progresión absoluta y exponencial», sostiene José María Parés, uno de los tres coordinadores de programas científicos.
«Desde el instituto Max Planck   -centro creado en 1997, famoso entre otros retos por conseguir estudiar el ADN de los fósiles de la Sima de los Huesos- nos veían como un competidor fundamental», añade José María Bermúdez de Castro, coordinador del programa de Paleobiología. Luego llegó la crisis y con ella un gran paréntesis. A día de hoy, diez años después de su apertura, el Cenieh «continúa en esa senda ascendente que dejamos». «La fusión de programas, la transversalidad y otra serie de políticas que actualmente llevamos a cabo hace que seamos muy buenos y extremedamente competitivos en una serie de áreas.No vamos a ser tan ambiciosos de pensar que seremos muy buenos en todo, pero en algunas áreas tampoco podemos negarlo», señala Bermúdez de Castro.
En el edificio del paseo de Atapuerca trabajan 65 personas bajo la dirección de María Martinón-Torres, científica que acaba de convertirse en la primera española en recibir la Medalla RiversMemorial. En su organigrama actual hay seis pilares fundamentales que hacen que el Cenieh juegue en la liga internacional y pueda seguir haciéndolo en las próximas décadas. Hablamos de Investigación, captando cada día más talento; Laboratorios, con equipos innovadores; Colecciones, potenciadas a partir del convenio para custodiar todos los fósiles de Atapuerca; Conservación y Restauración, dos áreas fundamentales para albergar este tipo de legado, y Divulgación, la tarea que conecta el Cenieh con la mayoría de los mortales que no se dedican a la ciencia.
En todo este entremado que, como lo describe José María Bermúdez de Castro, es como la cocina de un restaurante, lo más valioso es el talento humano. Ypara perservar el conocimiento, como les contamos en estas mismas páginas hace unos meses, el Cenieh crecerá en su décimo aniversario incorporando un laboratorio de Arqueología Experimental, una cámara acorazada para custodiar los fósiles más relevantes, así como archivos de referencia de industria lítica y anatomía comparada, y un laboratorio sobre la vida fósil después de la muerte.
Tim white por el cumple. Para celebrar sus diez años de vida, el Cenieh inicia en 2019 una tradición académica que se repetirá anualmente coincidiendo con la fecha del aniversario, el 7 de julio. El encargado de inaugurar esta iniciativa divulgativa es el científico Tim White, de la Universidad de Berkeley, conocido por participar en el descubrimiento de Lucy (Australopitecus afarensis), entre otras especies. La conferencia anual distinguida contará con el patrocinicio de Cajaviva Caja Rural. Tim White hablará el lunes 7 de Pasado, presente y futuro de la paleoantropología: una visión desde lejos y se prevé también iniciar con el científico algún otro tipo de colaboración.