scorecardresearch

Un plan pionero de cribado de tumores cerebrales benignos

DB
-

La iniciativa del doctor Pedro Delgado-López, jefe de Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Burgos, se dirige a patologías benignas, cuyo diagnóstico temprano impacta "de forma decisiva" en la buena evolución de los pacientes

El neurocirujano del HUBU Pedro Delgado-López.

El doctor Pedro Delgado-López, jefe de Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Burgos, ha publicado en varias revistas científicas nacionales e internacionales la propuesta de un plan pionero de cribado entre población general para la detección de tumores cerebrales benignos.

Los meningiomas son tumores intracraneales, la mayor parte benignos (un 80%), que afectan a un 2-3% de la población y habitualmente pasan desapercibidos porque no presentan síntomas o crecen lentamente. Muchos de estos tumores se detectan por casualidad, al diagnosticar otra patología, y pueden ser potencialmente peligrosos, incluso mortales, cuando su crecimiento llega a comprimir el cerebro.

La investigación realizada por el doctor Delgado-López, en la que ha basado su tesis doctoral, concluye que si esos meningiomas se extirpan en la fase presintomática, el riesgo de complicaciones o secuelas neurológicas es prácticamente nulo, mientras que cuando se operan en fases más avanzadas, como ocurre habitualmente, están asociados a una mortalidad media del 4% y una tasa de secuelas superior al 20%.

Basándose en estos datos, la propuesta del doctor Delgado-López, que ha sido recientemente publicada en la Revista Española de Salud Pública (publicación oficial del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social), se dirige a buscar de forma activa estas lesiones entre la población general mediante resonancia magnética.

A diferencia de los programas públicos de cribado que se llevan a cabo en la actualidad, centrados en el diagnóstico de enfermedades malignas o congénitas, este programa evitaría muertes y secuelas neurológicas en un porcentaje relevante de población mediante la detección de lesiones benignas y con buen pronóstico de curación. La resonancia magnética es, además, una técnica diagnóstica no invasiva e inocua (no emite radiación) cuyos resultados no requieren otra prueba de confirmación.

Mediante el cálculo de necesidades, de número de hallazgos e impacto de este cribado, se concluye que entre la población de Burgos sería posible detectar cientos de meningiomas asintomáticos en estadios precoces que podrían ser vigilados y/o extirpados, además de otros tantos hallazgos potencialmente peligrosos, como aneurismas, adenomas de hipófisis, neurinomas o malformaciones vasculares, que también se beneficiarían de un seguimiento y eventual tratamiento.