scorecardresearch

Los autónomos cierran el primer año covid con más afiliados

David Alonso
-

La Comunidad gana 70 nuevos inscritos en la Seguridad Social respecto a abril del pasado año pero registra números rojos en los grandes sectores como hostelería, talleres y ladrillo

Imagen de un repartidor de bebidas para la hostelería durante un reparto en Soria. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

Los autónomos de Castilla y León capean el temporal de la pandemia como pueden y desde el inicio de la crisis de la covid-19 la Comunidad ha ganado setenta nuevos afiliados. No obstante, por el camino, más de 26.000 trabajadores por cuenta propia tiraron la toalla y cerraron sus tiendas, bares y comercios ante la imposibilidad de seguir adelante. Por el contrario, otros tantos hicieron lo propio y se lanzaron a emprender, bien por necesidad, o bien por convencimiento, dejando el número total de autónomos enCastilla y León en 190.700. De hecho, de esta cuantía, casi el 15 por ciento son trabajadores por cuenta propia que han abierto sus negocios en el último año. Este es el dibujo grosso modo que deja este colectivo laboral en la Comunidad durante la crisis de la covid-19, donde se encuentran algunos de los sectores que más duramente han sufrido los embistes de la pandemia, las restricciones y cierres como la hostelería, comercio o construcción. Con todo, el fin del estado de alarma, el avance de la vacunación y la progresiva recuperación de la ‘nueva normalidad’ se están notando en los datos de la Seguridad Social, anotando cuatro meses consecutivos con más altas que bajas que han servido para paliar el duro final de 2020 que registró el colectivo. 

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, DomicianoCuriel, tiene claro el porque, a pesar del año tan duro laboral y económicamente hablando, la Comunidad no ha perdido afiliados, y sostiene que «hay gente que tenia que emprender para no quedarse fuera del mercado laboral y poder tener un salario». Además, recuerda la importancia que han tenido las ayudas por ceses de actividad y los créditos ICO del Gobierno para «mantener la base de autónomos de la Comunidad». No obstante, reconoce que «ahora viene el gran problema» ya que los empresarios que acudieron al programa de créditos estatales «les toca devolverlo ahora» y reconoce que el nivel de endeudamiento de los autónomos de Castilla y León «es muy alto».

En este sentido, alerta del problema al que se enfrentan aquellos que optaron por no recurrir a los ICO y tiraron de recursos propios y ahorros para salir adelante. «Se han sacado unas ayudas de la Junta de Castilla y León para ayudar a pagar esos ICO, pero hay malestar porque la gente que ha tirado de sus recursos privados no se les ayuda y los que se han endeudado si», lamenta Curiel, que asegura que ya han transmitido esta preocupación al consejero de Economía y Hacienda,Carlos Fernández Carriedo.

Impacto desigual

Por sectores, los talleres de reparación, la agricultura, la construcción y la hostelería siguen acaparando seis de cada diez autónomos en Castilla y León, con casi 125.000. No obstante, solo el sector del ladrillo ha logrado ganar afiliados respecto al año anterior, mientras que los otros tres principales puntales del trabajo por cuenta propia perdieron efectivos. «Hostelería y comercio han sufrido muchísimo», evidencia el presidente regional de ATA, que señala como ahora este primer sector «levantará el vuelo porque la gente tiene ganas de salir pero el comercio lo tiene mas complicado». Una situación que achaca al elevado nivel de provisiones de los comerciantes de textil y al hecho de que, por segundo año, la campaña de bodas, bautizos y comuniones «se ha hundido» dejando a las tiendas sin un importante puntal de los ingresos.

Por el contrario, frente a los sectores que más bajas han registrado, Curiel señala a otros como las actividades sanitarias, el transporte y las actividades científicas como aquellas que han crecido en afiliación durante la pandemia, impulsado por la importancia sanitaria. «También han crecido los que se dedican a hacer reformas en viviendas, ya que la gente ha optado por transformar sus casas tras el confinamiento», revela.

De cara al futuro, sostiene que los autónomos de Castilla y León tienen «mas ilusión que buenas noticias reales, porque no nos queda otra», y confía en que la recuperación alcance de lleno al colectivo.