El comercio online genera medio millón de envíos en Navidad

H.J.
-

Los regalos de Reyes rematan dos meses asfixiantes para el sector de la paquetería, que en la provincia estima un crecimiento de entre el 15% y el 20% respecto al ejercicio anterior

El comercio online genera medio millón de envíos en Navidad - Foto: Alberto Rodrigo

Empiezan con el 11/11, el Día del Soltero en China, y acaban con la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos y la posterior resaca de las rebajas, que se alarga hasta mediados de este mes. Las empresas de paquetería están a punto de concluir su época más estresante del año a lo largo de dos meses en los que los envíos se multiplican y sus flotas apenas dan abasto.
Un cálculo a partir de las estimaciones de distintos operadores, que sitúan entre un 15 y un 20% el crecimiento respecto al año anterior, coloca el volumen de trabajo por encima del medio millón de repartos en toda la provincia de Burgos a lo largo de todo este periodo estrella. Alrededor de 125 furgonetas habrán recorrido diariamente la compleja geografía provincial, en una tupida red que llega hasta el último de los pueblos no sin complicaciones.
En la nave que SEUR tiene en la calle de La Ribera, en el polígono de Gamonal, estos últimos días no han sido tan agobiantes como los situados en torno al Black Friday, el Ciber Monday o la fiesta de Navidad. «Está más flojo», decían los trabajadores, que aun así se mostraban como un activo enjambre a primera hora de la mañana.
Junto al gran tráiler que había traído los paquetes de madrugada, una cinta de clasificación iba distribuyendo las cajas con un número que a su vez está asignado a cada repartidor, y a partir de la lectura del código mediante dispositivos electrónicos, cada uno cargaba su furgoneta y diseñaba su zona de reparto.
Jesús María Martínez, gerente de la empresa, explica que solo ellos afrontan unas 120.000 entradas y salidas entre los meses de diciembre y enero con una plantilla que ronda las 50 personas entre conductores (la mayoría autónomos) y personal de oficinas.
Correos, por su parte, informa de que el año pasado repartieron en la provincia de Burgos «más de 127.000 paquetes durante los meses de noviembre y diciembre», y habla de una previsión de crecimiento del 20% para esta campaña, para la que hacen una estimación de 1,5 millones de envíos en toda Castilla y León. A ello habría que sumar lo que mueve Correos Exprés, estimado en 540.000 paquetes tras un crecimiento del 38% en la Comunidad Autónoma.
Semejante volumen de trabajo da una idea de cómo ha crecido el sector en los últimos años impulsado por el comercio electrónico, una idea que corrobora el gerente de SEUR: «La campaña fuerte ha pasado de durar 10 días a dos meses. Antes la base eran los regalos de empresa y las cestas entre particulares, y ahora eso se ha convertido en algo residual frente a la venta online», que explosionó definitivamente en el Black Friday de 2016, cuando se registraron crecimientos de hasta el 30%.
La compra a través de internet es fácil y cómoda, a veces hasta el absurdo de pedir a cientos de kilómetros un artículo que se encuentra en el comercio de debajo de casa, y está tan universalizada que llega hasta el último rincón de la provincia, incluso a lugares de geografía difícil o tan aislados que las empresas de reparto prefieren mandar el paquete en taxi a desplazar su propia furgoneta.
Por el contrario, en las almendras centrales de Madrid y Barcelona se está empezando a experimentar con sistemas de reparto que te garantiza tener ciertas mercancías entregadas en casa en el plazo de dos horas. Todo depende del volumen poblacional y de la capacidad logística de cada empresa.
No es el futuro, sino el presente, pero Martínez está convencido de que el sector en su conjunto tendrá que replantearse los precios y la feroz competencia. «Internet conlleva muchas veces la falsa impresión del ‘todo gratis’ y eso no es sostenible, tendrán que incrementarse los costes para mantener una mínima rentabilidad».