Burgos exige agilizar la línea de AVE hasta Vitoria

L.M./ Ó.C.
-

Unanimidad entre empresarios y políticos para reclamar al futuro Ejecutivo que acelere los trámites y evitar los fantasmas de una posible conexión por Navarra que deseche el proyecto

Burgos exige agilizar la línea de AVE hasta Vitoria - Foto: Rueda Villaverde

La llegada del AVEa Burgos supondrá la apertura de un enorme abanico de posibilidades para una ciudad que llevan anhelando su visita desde hace años. La consecución de la Alta Velocidad desde la localidad palentina de Venta de Baños permitirá una conexión cómoda, rápida y puntual que beneficiará a todos los ciudadanos.Sin embargo, el puzzle seguirá incompleto a la espera de que se logre el eje norte-sur, para lo cual es necesario unir Burgos con Vitoria, y por ende con el norte del país, con Francia y con Europa, el objetivo final que permitirá dar un salto competitivo a la industria burgalesa y al turismo local y provincial.
Unos de los principales perjudicados, sin contar a los propios vecinos, son los empresarios burgaleses.El presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente, advierte que cualquier retraso en la puesta en marcha de este tramo «pone en riesgo la materialización del mismo», alertando de que hay alternativas a la unión de Madrid con el País Vasco, como la que podría construirse en Navarra. Es por ello que recuerda a los políticos burgaleses «que ha llegado el momento en el que tendrán que ser más reivindicativos» en este sentido. La línea con el País Vasco repercutiría en un aumento considerable de las relaciones comerciales entre compañías o la llegada de eventos de mayor envergadura a la ciudad.
En términos muy parecidos habla el presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, Antonio Méndez Pozo, que recuerda que la conexión con frontera francesa «volvería a situar a Burgos en el lugar que le corresponde. Es fundamental para el turismo y como punto clave para la industria y el desarrollo económico».Adelanta que, una vez se constituya unGobierno, el movimiento cameral pondrá sobre la mesa esta exigencia. «Tenemos que lograr el apoyo de todas las administraciones y ayuntamientos implicados», indica.
Su homólogo en la Cámara de Comercio de Miranda de Ebro,FernandoEscobillas, lamenta que su ciudad «se esté quedando descolgada si no se proyecta una parada entre Burgos y Vitoria». Es por ello que reivindica el enclave geográfico en el que está situada, y que ha servido «toda la vida» como nexo de unión ferroviario. «Si seguimos así nos vamos a convertir en un triste apeadero. Esto no lo podemos consentir», apunta Fernando Escobillas.
el clamor de los alcaldes. Junto a ellos, los que deben luchar para que los trabajos no se detengan y el proyecto se dilate en el tiempo son los representantes políticos. El alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, se muestra convencido de que todo el trabajo y estudios que se han venido realizando para concretar el mejor trazado no se van a echar por tierra por una alternativa vía Navarra. «No me cabe ninguna duda de que el desarrollo del AVE conFrancia va a ser a través de Burgos», asegura De la Rosa, que reclama hacer «presión conjunta entre País Vasco y Castilla y León, entre Vitoria yBurgos, para defender que se produzca lo antes posible».
Aitana Hernando, regidora socialista de Miranda de Ebro, insiste en reclamar la parada en su municipio, para lo que está dispuesta «a ir donde tenga que ir. Reivindicamos que somos el nexo de unión entre el Corredor del Ebro y el Corredor Madrid-Irún. Además, la parada del AVE en Miranda es imprescindible para no dejar aislada a La Rioja», apunta.
Los dos miembros del PSOE tienen como principal grupo de la oposición en sus ayuntamientos alPartido Popular; en la capital, su portavoz, Javier Lacalle, critica la «paralización completa en el año y medio que llevan los socialistasen elGobierno, con noticias contradictorias cada día». Asu labor dentro del Consistorio se une su condición de senador, lo que provoca que Lacalle vaya a solicitar «de manera inmediata» información al nuevo titular de Fomento en cuanto se forme un Ejecutivo. Jorge Castro, de los populares mirandeses, recalca de nuevo «el parón» de los últimos meses y urge «concretar y asegurar que la unión entre Burgos yVitoria sea una realidad para que no surja ningún tipo de dudas y sea un compromiso inamovible para evitar que se una con la Y vasca por Pamplona».
Desde el Palacio Provincial, el presidente de la Diputación,César Rico, admite que son «muy pesimistas» con los plazos y califican como «una utopía muy lejana» ver la infraestructura terminada. Además, muestra su preocupación por las reivindicaciones de los municipios de la Bureba afectados por el trazado y aboga por una parada en Miranda de Ebro.
Por último, los diputados de PSOE yPP en el Congreso tienen visiones muy distintas: la socialista Esther Peña deja claro que la conexión Burgos Vitoria «es indiscutible y no contemplo otra opción bajo ningún concepto.Queremos que Miranda siga siendo un nudo logístico ferroviario como lo ha sido siempre». Peña recalca la apuesta «firme y decidida» del PSOE con la Alta Velocidad. Con respecto a la espera hasta que se pronuncie el Ministerio para la TransiciónEcológica, que se encuentra revisando y adaptando los proyectos, la diputada indica que «son expedientes muy grandes, pero estamos de manera administrativa y técnica en tiempo». En el otro extremo de la bancada de la Cámara Baja, el popular Jaime Mateu, que recuperó su silla en las elecciones de noviembre, critica el «oscurantismo total» sobre la obra y anuncia que la intención del grupo popular en el Congreso es «impulsar» el proyecto. «La llegada delAVE a Burgos también se está retrasando y nadie dice nada, todo está perfecto», afirma irónicamente.