La oposición para 13 bomberos no incluye prueba ortográfica

C.M.
-

Diez son de la oferta de empleo de 2019 y las otras tres quedaron vacantes de la convocatoria de 2018. Por el momento, no hay una fecha estimada para la realización de los 7 ejercicios

Un grupo de agentes durante una intervención por un incendio en la calle San Francisco. - Foto: Patricia

La oposición para cubrir 13 plazas de bombero no incluirá una prueba ortográfica ni un dictado para evitar la polémica de convocatorias anteriores en las que muchos aspirantes quedaron apeados por no pasarla. La Comisión de Personal dio ayer luz verde a las bases de la convocatoria ya pactadas con los representantes sindicales.

La concejala del área, Blanca Carpintero, justificó esta decisión en la mayor importancia de valorar conocimientos específicos sobre la actividad que van a desarrollar estos profesionales que la ortografía. «El día a día de los bomberos no exige tener conocimientos ortográficos. De hecho, los bomberos no elaboran partes o informes, salvo los cabos o sargentos. Nos parece que la prueba ortográfica no aportaba nada a la hora de valorar a los profesionales que se van a dedicar a ser bomberos», aseguró.

Las pruebas, para las que todavía no hay fecha, comprenden siete ejercicios. El primero consta de 100 preguntas tipo test de conocimientos. El segundo es un examen sobre el territorio (incluido el alfoz) y el callejero y la resolución de problemas matemáticos. El tercero consta de diferentes pruebas físicas, el cuarto son pruebas psicotécnicas y el quinto versa sobre conocimiento básicos sobre materiales y habilidades relacionadas con oficios (albañilería, fontanería, electricidad, carpintería y cerrajería). El sexto evaluará comportamiento anómalos y se pedirá a los aspirantes subir y bajar por un vehículo autoescalera y realizar circuitos sinuosos sin visibilidad y, finalmente, el séptimo y último será el reconocimiento médico.

En la oferta de empleo público de 2019 del Ayuntamiento figuran 10 plazas de bombero pero se han añadido otras 3 más de la convocatoria de 2018 que no se cubrieron. 

Por otro lado, el Ayuntamiento y la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) firmarán un nuevo convenio, dado que el anterior se ha quedado obsoleto. Tendrá una vigencia de tres años, 2020 a 2023, y un importe aproximado de 560.000 euros. Las aseguradoras están obligadas por ley a dar a los ayuntamientos una parte de las primas que reciben para que lo destinen al Servicio de Extinción de Incendios.

Otras plazas. Por otro lado, la Comisión de Personal dio luz verde a las bases que regirán el procedimiento de oposición libre para cubrir el puesto de director de Comunicación, que también figuraba en la oferta de empleo público de 2019 a propuesta del Partido Socialista. Se publicarán en breve pero tampoco hay fecha para la realización de las pruebas. 

También se aprobó la convocatoria de una bolsa de empleo para auxiliares de archivo, que constará de dos pruebas, una teórica y otra práctica. «Al no haber ofertadas plazas de auxiliar de archivo no se puede convocar una oposición pero hay una necesidad», señaló la concejala de Personal.