Rebrote en una residencia de Fuentes Blancas con 6 positivos

F.T.
-

Una interna de asistidos regresa del HUBU con un 'falso negativo'. El SOI denuncia que se ha «relajado» la entrega de material

Rebrote en una residencia de Fuentes Blancas con 6 positivos

La normalidad que venía reinando en las cinco residencias de mayores de la Diputación -dos de ellas no han registrado ningún caso durante la pandemia (Oña ySanMiguel del Monte)- se ha visto alterada con un rebrote de la COVID-19 en el centro de adultos asistidos de Fuentes Blancas. El pasado viernes una residente del pabellón azul (supuestamente libre de contagios) fue derivada al HUBU y allí fue diagnosticada como negativa, pero al regresar al centro, el sábado, ya dio positivo al igual que otros 5 residentes de ese pabellón.
Al volver al centro asistencial, «al parecer con un falso negativo», asegura la diputada responsable de Bienestar Social, Inmaculada Sierra, la residente fue trasladada a su pabellón habitual, donde posteriormente dio positivo en coronavirus, lo que obligó a activar el protocolo para estos casos y realizar la PCR, el sábado, a los residentes con los que estuvo en contacto, lo que permitió conocer que 6 de ellos están contagiados y aislados. «No tenemos ni idea de porqué se ha registrado este rebrote, una situación que no descartamos se pueda volver producir», apunta Sierra.
«La respuesta al conocer este nuevo positivo fue rápida, se activaron los protocolos (PCR y rastreo) y se siguieron los criterios sanitarios», asegura la responsable de Bienestar Social, quien inciden en que para evitar este tipo de rebrotes «todos debemos intentar minimizar los riesgos y extremar las medidas higiene y seguridad».
Desde el Sindicato Obrero Independiente denuncian que este rebrote se debe a un «relajamiento» por parte de la dirección y del gobernante del centro de adultos asistidos «al facilitar mascarillas quirúrgicas y guantes incompatibles para residentes positivos, lo que ha podido generar ese rebrote y nuevas infecciones entre trabajadores al considerar el centro que el pabellón azul estaba libre de la enfermedad». Desde el SOI consideran que «se ha producido una negligencia por parte de la dirección y es Sanidad quién debe intervenir e investigar los hechos, que han puesto en peligro la salud y la integridad de los empleados».
También denuncian que queda un pabellón, el rojo 1, «en el que todavía no se han realizado los test PCR a los residentes, y posiblemente, si los hacen, tengamos resultados parecidos», a la vez que recuerdan que vienen «solicitando en los dos últimos meses test PCR a todos los residentes, porque sino nunca sabrán los trabajadores si están ante un positivo asintomático y no se producirían momentos de relajación por parte de la dirección, que ha proporcionado materia inadecuado que no ha protegido ni a trabajadores ni a residentes».

[más información en la edicón impresa]