scorecardresearch

Escena Abierta habla con el lenguaje del cuerpo

DB
-

Seis propuestas apuntalan la 23 edición del festival a celebrar del 8 al 16 de enero

Bárbara Bañuelos y Carles A. Gasulla abren el encuentro el sábado 9 en la sala de ensayos del Fórum.

El Festival Escena Abierta resiste y la cita con los nuevos lenguajes vuelve fiel a los primeros días de enero, por el empeño del Ayuntamiento, la Fundación Caja de Burgos y la Universidad de Burgos. Seis propuestas, con 11 funciones, en las que se impone la expresión corporal y lo sensorial jalonan la 23 edición, a celebrar del 8 al 16 de enero. El Teatro Principal y el Fórum Evolución Burgos recibirán las propuestas Osmose, de Mercedes Peón (sábado 8 de enero); Hacer noche, de Bárbara Bañuelos (sábado 8 y domingo ); A nublo, de Edurne Rubio & María Jerez (lunes 10 y martes 11); Makers, de Compagnie L'Alakran (jueves 13 y viernes 14); Swimming Pools, de Sleepwalk Collective (viernes 14 y sábado 15); y El fuego amigo, de Vuelta de Tuerca (sábado 15 y domingo 16). Las entradas, a 10 euros, ya están a la venta, en los canales tradicionales. 

La cantante gallega Mercedes Peón abrirá la programación con un proyecto que combina música, performance y videocreación. Osmose constituye una metáfora sobre el fenómeno físico de la ósmosis al que alude el título, que aquí se traduce en «un espacio de relación entre el imaginario de creación colectiva con imaginarios atravesados por el capital» construido «a través de la música y sus corporeidades». La artista que ha llevado el folk gallego a otros terrenos comparte escenario con Laura Iturralde en un espectáculo que cuenta con la intervención de vídeo y dirección escénica de  Peque Varela.

La artista burgalesa Bárbara Bañuelos comparecerá en Escena Abierta  con Hacer noche, un trabajo creado a partir de la novela Viaje al fin de la noche, de Celine, y de las reflexiones de sus dos protagonistas, autores de la idea y directores. Creado como proyecto residente del Festival TNT de Terrasa en coproducción con el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque de Madrid y el respaldo de El Graner de Barcelona y el Teatro Calderón de Valladolid, el espectáculo encierra un diálogo entre la creadora burgalesa y Carles A. Gasulla en torno a los cuerpos y sus contextos.

El tercero de los trabajos, A nublo, de Edurne Rubio & María Jerez, apela a lo sensorial para convertir el escenario cerrado en un valle abierto. La burgalesa Edurne Rubio firma junto a María Jerez el concepto y performance de este trabajo nacido como coproducción internacional entre el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque de Madrid, el Buda Kunstencentrum de Kortrijk (Bélgica), el BE Festival de Birmingham (Reino Unido) y el Noorderzon/Grand Theatre de Groningen (Países Bajos).

El actor y director Óscar Gómez Mata regresará a Escena Abierta con el trabajo que interpreta con Juan Loriente en Makers, de su Compagnie L'Alakran, radicada en Ginebra. Con su habitual tono poético y un fondo filosófico, la propuesta se define como «una obra sobre la luz, el tiempo y el amor, que viaja entre el desbordamiento cómico y la contención emocional, entre el disparate y la verdad». Creada a partir de textos de Augustín Fernandez Mallo, Rodrigo García y Oscar Gómez Mata, la propuesta nace también como coproducción internacional en la que se han implicado el Teatro Saint-Gervais de Ginebra (Suiza), el Azkuna Zentroa Alhóndiga de Bilbao, y los también suizos Théâtre Populaire Romand, de  La Chaux-de-Fonds, y L'Arsenic  de Lausana.

En el terreno de la psicodelia, entre evocaciones al mundo de los videojuegos, se mueve Swimming Pools, de la compañía hispanobritánica de teatro experimental Sleepwalk Collective. Cuatro mujeres (Camila Vecco Haddad, Iara Solano Arana, Nhung Dang y Rebeca Matellán) despliegan monólogos íntimos construidos con la voz y los cuerpos en una particular lucha contra «los demonios particulares de principios del siglo XXI: capitalismo despiadado, masculinidad tóxica, aburrimiento cibernético y fatiga emocional».

El cierre de la programación correrá a cargo de la compañía Vuelta de Tuerca y su propuesta El fuego amigo, que se define como un «grito contra las injusticias de las guerras» representado en el caso real del cámara español José Couso, asesinado en la guerra de Irak. Con texto y dirección de Juanma Romero e interpretación de Marta Alonso, este trabajo de dramaturgia contemporánea recuerda una tragedia concreta que es también la de todos los periodistas y civiles muertos en zonas que sufren conflictos bélicos.