Piden a Semat 200.000 € por servicios pagados y no prestados

J.M.
-

Abonó la limpieza de marzo y abril por el mismo dinero que antes de la crisis pese a que se redujo el servicio

Trabajador del servicio de limpieza viaria durante el estado de alarma. - Foto: Alberto Rodrigo

La paralización de la ciudad durante las primeras semanas del estado de alarma, tanto económica como por las limitaciones en los movimientos, provocó que se redujera de manera notable el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos por parte de la empresa Semat, la adjudicataria del contrato desde hace más de una década. Si bien es cierto que había que reforzar las labores de desinfección, también se entendía que no era necesario barrer las calles durante el confinamiento con la misma frecuencia que antes de la crisis. Dicho de otra manera, la ciudad se ensuciaba menos. De la misma manera, tampoco tenía sentido la recogida de papel puerta a puerta en los comercios cuando a estos negocios se les obligaba a tener cerrado. 

Pese a que algunos trabajos se dejaron de realizar, el Ejecutivo del PSOE decidió pagar a Semat como si hubiera realizado todos los trabajos y aprobó el abono de reconocimientos extrajudiciales de crédito en Junta de Gobierno por importe de alrededor de 1,2 millones de euros por cada uno de los meses de marzo y abril.

El PP puso el grito en el cielo por el abono en su integridad de este servicio y por el pago también de otros contratos que, según denunciaron, se estaban asumiendo como si se hubieran prestado en su totalidad. Criticaban también que, debido a la situación de excepcionalidad del estado de alarma, las facturas se aprobaran sin la fiscalización del órgano de Intervención.

El concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, relataba este jueves que fueron los técnicos municipales los que propusieron el pago íntegro y fue él quien después pidió un informe a asesoría jurídica en el que se señalara la manera de proceder y se apuntaba que lo prudente es «pagar los servicios efectivamente prestados» o realizar una estimación antes de realizar el desembolso. Ha sido a posteriori cuando se han realizado los cálculos para concluir que Semat debe devolver al Ayuntamiento alrededor de 200.000 euros.

Ya de cara a la factura de mayo se ha cambiado la manera de proceder para evitar lo que pasó en marzo y abril y no pagar a la empresa como si hubiera realizado la totalidad del servicio. Se analizarán las certificaciones y se verá lo que corresponde abonar.

En el PP, que había presentado un recurso contra el acuerdo de la Junta de Gobierno que autorizaba el pago, advirtieron de que no es posible compensar el desajuste y reclamaron una rectificación.