scorecardresearch

Antolín ingresa 2.905 millones hasta septiembre, un 11% más

DB
-

El beneficio operativo bruto de la multinacional burgalesa en los nueve primeros meses de 2021 mejoró un 48%, hasta los 210 millones de euros

Antolín ingresa 2.905 millones hasta septiembre, un 11% más - Foto: Alberto Rodrigo

Grupo Antolin aumentó un 11% sus ingresos en los nueve primeros meses de 2021, alcanzando los 2.905 millones de euros frente a los 2.612 millones del mismo periodo del año anterior. En un mercado "extremadamente desafiante", destaca la multinacional burgalesa, superó al crecimiento de la industria en 170 puntos básicos (la producción mundial de vehículos en el periodo creció un 9,5%). Sin tener en cuenta el efecto de las divisas, además, los ingresos de la compañía aumentaron un 12,3%.

El beneficio operativo bruto (EBITDA) entre enero y septiembre, por su parte, mejoró un 45,8%, hasta 210 millones de euros. Estos resultados se alcanzaron, recuerda Antolín, en el contexto del "fuerte impacto que está provocando la escasez de semiconductores en la industria, así como el alza generalizada de los precios de las materias primas". Este año se dejarán de producir cerca de diez millones de vehículos respecto a las previsiones iniciales debido a la crisis de los chips, que provocó que la producción mundial de vehículos cayera un 19% en el tercer trimestre. De esta forma, la recuperación total del sector, tras la crisis iniciada el año pasado por la covid-19, tardará más de lo esperado.

Grupo Antolin confía en que cuando la situación de la industria se normalice en los próximos meses, la elevada demanda de coches produzca un crecimiento sostenido de las ventas mundiales a medio plazo. En este contexto, la multinacional burgalesa está centrada en mejorar su eficiencia y controlar sus costes, así como en preservar la rentabilidad y la generación de flujo de caja.

A finales de septiembre, la empresa contaba con una "sólida posición financiera", con una liquidez total de 593 millones de euros, incluyendo caja y créditos no dispuestos, lo que le, aseguran, da la flexibilidad necesaria para afrontar situaciones futuras de la industria.

Nuevo proyecto integrado y estrategia en vehículos eléctricos. Grupo Antolin sigue adelante con su estrategia para consolidarse como un proveedor global de soluciones tecnológicas mientras desarrolla un modelo de negocio sostenible para ayudar a la descarbonización de la industria automovilística. Este año ha logrado un importante "hito" con la adjudicación del primer proyecto Touch Control Unit, que integra en una sola pieza un sofisticado diseño decorativo, iluminación ambiente, interruptores capacitivos y electrónica.

Este proyecto, explican fuentes de la multinacional, se producirá y desarrollará por completo en Asia para un cliente de este mercado. Grupo Antolin es capaz de satisfacer plenamente la demanda de superficies avanzadas inteligentes con una integración perfecta de funciones gracias a la experiencia de las Unidades de Negocio de Iluminación&HMI y de Sistemas Electrónicos.

El objetivo de este proyecto y otros en los que están trabajando las Ingenierías Avanzadas de Grupo Antolin es ofrecer a los clientes un interior del automóvil más avanzado, tecnológico y sostenible que ofrezca a los pasajeros una experiencia de viaje única.

Por otro lado, en su compromiso con el objetivo de cero emisiones de la industria, Grupo Antolín está ayudando a sus clientes a poner en marcha su estrategia eléctrica. En total, las soluciones y productos de la empresa se pueden encontrar ya en cerca de 100 modelos (tanto en producción como en desarrollo) que emplean diferentes tipos de tecnologías alternativas, desde vehículos eléctricos de batería a híbridos enchufables e incluso automóviles que se impulsan con celdas solares. La empresa suministra a fabricantes consolidados, así como a nuevas empresas emergentes especializadas en automóviles eléctricos con un fuerte enfoque en China.

De cara al vehículo eléctrico, Grupo Antolin está trabajando en una línea de productos específica destinada a reducir el peso de los automóviles y optimizar su aislamiento térmico y acústico, tan necesario para este tipo de modelos. De esta forma, nacen soluciones como los revestimientos de cockpits en double slush, que recortan el peso hasta en un 40% y que están en desarrollo para vehículos premium; el aligeramiento del marco de los techos panorámicos con la utilización de materiales más ligeros y sostenibles, así como los módulos de puerta ultraligeros para satisfacer las necesidades específicas de los vehículos eléctricos.