"El 15% del presupuesto va a fiestas, cultura y deporte"

R.E. Maestro
-

Inmaculada Sierra, se muestra ilusionada y con ganas de seguir haciendo cosas para mejorar Tordómar en la que será su quinta legislatura, aunque lejos de acomodarse ha incorporado en su formación nuevas caras con ganas de aportar

La alcaldesa Inmaculada Sierra (centro) junto a los nuevos concejales Omar García y Pilar Alonso. - Foto: Valdivielso

¿Cómo afronta ser de nuevo alcaldesa de Tordómar?
Bien, en principio cuando uno se compromete a presentarse a unas elecciones lo afronta con la responsabilidad que se deriba del cargo y de que nuevamente tengas que dirigir la vida administrativa de un municipio como Tordómar que tiene 350 habitantes, que se duplican en determinados momentos del año, y que tiene todos los problemas que pueden derivarse de su gestión. También con prudencia y con la experiencia que llevas detrás de doce años de mandato.
Se han incorporado nuevos concejales como Pilar Alonso y Omar García, ¿aire fresco y nuevas ideas para el pueblo?
Claro, ellos siempre han estado colaborando de una manera o de otra, Omar con las fiestas y Pilar con el tema del colegio, pero lo han estado haciendo desde fuera y ahora han decidido dar este paso importante y verlo desde dentro, que les da otra perspectiva diferente. Es muy gratificante que puedan estar con nosotros y aportar ese punto de vista que quizás nos faltaba, quizás con concejales que no teníamos hijos o ya son muy mayores...
¿Cuáles son los proyectos para esta legislatura?
Los proyectos siempre son ir pasando año tras año de una manera normal, pacífica, con buena convivencia y después, por supuesto, ir haciendo las pequeñas cosas que hay que ir haciendo. Surgen todos los días nuevos problemas que suelen ser económicos normalmente y con dinero se solucionarían pero también está el cuidado que tenga la gente con el pueblo.
Se aplicarán los Planes Provinciales de Diputación, especialmente se seguirá pavimentando. También hay que tener en cuenta las zonas deportivas que se llevan una parte importante del presupuesto municipal. Entre fiestas, cultura y zonas deportivas calculo que aproximadamente son un 15% del presupuesto, a través del CEAS de Diputación el año pasado hicimos actividades por un importe de 6.000 euros.
Además, se realizará el arreglo de la Casa Consistorial con el cambio de las puertas y también pequeñas mejoras que hay que hacer en el pueblo. También estamos hablando de hacer una variante para el paso de vehículos pesados y que no tengan que pasar por el pueblo con los problemas que eso conlleva, pero es un proyecto largo que tiene que tener el consenso de todo el pueblo.
¿Ya se ha pensado qué se hará con la casa parroquial?
En principio se compró para evitar una ruina y para evitarle un problema al arzobispado, se compró esa casa y se eliminó el problema de ruina, que era lo más importante. Ahora tenemos ese inmueble ahí que queremos aprovechar de alguna forma y la idea siempre ha sido hacer una especie de museo. Pero un poco diferente, que no sea el típico museo etnográfico que pueden tener muchas localidades y darle un punto de innovación. También hemos contemplado integrarnos, cuando ese proyecto sea realidad, en la red de museos vivos, que no necesitan que haya nadie al cargo de abrir y cerrar porque dispone de un sistema de apertura automático con una serie de códigos, una idea muy interesante para municipios en los que contar con personal es complicado.
También se solicitó una actuación en el puente romano, ¿cómo está la situación actualmente?
La situación es complicada porque Diputación vino e hizo un estudio, la Junta de Castilla y León también hizo otro estudio...pero la solución pasa principalmente por limitar el paso de transportes especiales, que arrastran las piedras principalmente del inicio del puente y muchas veces ni se percatan de ello. Es un paso importante que Diputación no ha dado permiso a transportes después de la actuación que llevó a cabo el año pasado y hemos tenido las protestas de aquellos que necesitan pasar por el puente con los transportes especiales. Tenemos que valorar muchísimas cosas como la importancia histórica del puente, la importancia arquitectónica, la importancia que tiene la actividad económica que se desarrolla en nuestro municipio...intentar aunar todas esas cosas es complicado y necesitan la colaboración de todos.
¿Y hay algún servicio básico que aún falte en Tordomar?
No. No tenemos problemas de agua, tenemos problemas de limitación de riego por la situación de sequía que afecta a toda la provincia. Sí que está limitado el riego, aunque no hemos llegado al caudal de hace un par de años, a pesar de la escasez de lluvias.
Tenemos servicios médicos, farmacia, tienda, carnicería y colegio, que además se convertirá en cabecera del CRA Montearlanza por el cierre del colegio de Villalmanzo.  Tordómar tiene unos servicios básicos que garantizan que el que quiera puede vivir aquí. Estamos bien comunicados y en ese sentido somos afortunados.