2.000 trabajadores de bodegas, más 'protegidos' por convenio

I.P.
-
2.000 trabajadores de bodegas, más ‘protegidos’ por convenio

Las elaboradoras de las dos DO de la provincia y los productores de chacolí se integran, junto a mayoristas y minoristas del sector, en un mismo marco negociador de vinos y licores

El colectivo de trabajadores de las empresas elaboradoras vitivinícolas, es decir, de las bodegas, tendrán a partir de ahora una mayor protección en la defensa de sus intereses laborales, al incluirse éstas en el convenio de mayoristas, minoristas de vinos, aguardientes compuestos y licores de Burgos, y haber alcanzado un «buen» acuerdo con la patronal, con una vigencia de cuatro años, 2018 a 2021.
Así, con la integración de este sector, el convenio viene a dar un  salto cuantitativo importante pasando de ‘proteger’ laboralmente a unos 700 trabajadores a aumentar hasta aproximadamente los 2.500, según  explicaba ayer Marco Antonio Pérez, responsable del área agroalimentaria CCOO Industria de Burgos.
Pérez explica que hasta este momento, algunos elaboradores estaban incluidos en el convenio agropecuario y otros, estaban aplicando el de la vid de Valladolid, por proximidad geográfica, mientras que sindicatos negociaban el convenio exclusivamente con los mayoristas y minoristas de vinos, aguardientes y licores. En esta última negociación se han incorporado los elaboradores agrupados en Bodebur (Asociación  de Bodegas de la Provincia de Burgos) y Asebor, la Asociación Empresarial de Bodegas acogidas a la DO Ribera del Duero, de tal manera que a partir de ahora, el convenio colectivo amplia sus efectos  al sector bodeguero de las dos denominaciones, pero también al chacolí, en la zona de Miranda, o cualquier otra elaboradora del territorio burgalés.
 El convenio tiene un periodo de duración de cuatro años, del que prácticamente se ha consumido uno, el 2018, en el que se recoge un incremento salarial de 1,7%; de cara a los tres próximos años, serán del 1,8%, 1,9% y 2%, respectivamente, que es la revisión salarial del IPC real en los cuatro años, con atrasos. En cuanto a la jornada laboral, el convenio recoge 8 horas menos en 2019 y 8 menos en 2021, y  media dieta, hasta los 22,17 euros con justificación. En cuanto a vacaciones, habrá 2 periodos de 15 días u otros periodos distintos de mutuo acuerdo pero como mínimo una semana, y en tema de permisos, se consigue un aumento de 2 a 3 días por nacimiento de hijos o fallecimiento de padres y de 2 a 5 por fallecimiento de cónyuge e hijos. comenzando a contar en el primer día laborable. La lactancia, las madres podrán acumularla en días completos, y se establece un protocolo de acoso en el trabajo, además de realizar planes de igualdad en empresas de más de 150 trabajadores.
El aumento del permiso sin sueldo pasa de 3 a 4 meses, se revisarán y adecuarán las categorías profesionales, y las pagas extras se podrán prorratear si hay acuerdo de 2/3 partes de la plantilla.