scorecardresearch

El Mirandés rema a contracorriente

Ó.C.
-

Los rojillos empiezan casi siempre por detrás en el marcador, lo que les obliga a remontar. Solo han comenzado por delante en 5 de 15 duelos

Imagen del equipo tras encajar el primer gol en el encuentro en Anduva ante el Lugo. - Foto: Jesús J. Matí­as

No resulta fácil en una competición como Segunda completar remontadas. Los equipos que empiezan por delante en el electrónico lo tienen más fácil para vencer y esto es precisamente lo que no le ocurre al Mirandés. Los rojillos solo han golpeado primero en cinco de los quince duelos disputados. Además, tres de estos casos sucedieron cuando la competición estaba en pañales.

De los cinco encuentros iniciales, los jabatos marcaron antes que su rival en tres partidos. Ante el Amorebieta y Las Palmas vencieron, pero ante el Alcorcón, los madrileños dieron la vuelta al partidos tras sobreponerse del gol de Camello. A partir de este tramo del curso, el Mirandés ha visto cómo le costaba más iniciar los duelos con ventaja.

En los diez restantes solo lo hicieron ante el Eibar en Anduva y frente al Ibiza fuera de casa. En el envite ante los armeros, el equipo logró un punto después de ver que el rival remontaba y se ponía 1-3 en el municipal. Dos goles en el tramo final posibilitaron el punto, muy valioso tal y como se puso el encuentro.

Más allá de estos casos los rojillos siempre han tenido que remar contra corriente en los partidos. En especial lo notan desde hace cinco encuentros, porque en todos ellos tuvieron que reaccionar cuando el panorama estaba complicado. La mala racha empezó ante el Girona, en un partido en el que el conjunto catalán se puso 0-2 en media hora y encarrilaron el duelo. En un último arreón, los de LoloEscobar quedaron cerca de puntuar, pero no lo consiguieron.

En la siguiente jornada, de nuevo en casa, el Almería pasó por encima de los rojillos como una apisonadora y en menos de media hora de juego ya iban 0-3. Los rojillos viajaron posteriormente a Zaragoza donde el objetivo primordial era dejar la puerta a cero para evitar las remontadas, pero en el primer minuto el plan quedó en papel mojado. Aún así, en esta ocasión los jabatos sí que lograron puntuar con un gol prácticamente en la última jugada del duelo.

De nuevo el calendario deparó un encuentro en Anduva en la siguiente fecha. En esta ocasión fue el Lugo quien se adelantó, pero en esta oportunidad sí que dieron la vuelta al marcador para sumar tres puntos. Con la lección bien aprendida de lo que no tenía que suceder, la expedición mirandesista puso rumbo a Valladolid el pasado fin de semana. En el José Zorrilla la película de otras veces se repitió y en media hora el rival ya iba 2-0, una ventaja que los rojillos no lograron salvar.