La plantilla de Horno de Tuesta pide la nulidad del ERE

R.C.G.
-

Presentan pruebas para demostrar que el cierre ha sido provocado por los dueños de forma intencional

La plantilla de Horno de Tuesta pide la nulidad del ERE

La plantilla de Horno de Tuesta presentará hoy en el juzgado un informe para pedir que se declare nulo el ERE de extinción solicitado por la empresa. Los trabajadores buscan demostrar que bajo esa fórmula solo se pretende camuflar un cierre que era evitable ya que el mismo responde únicamente a la mala gestión de los propietarios, «que han dejado morir» una planta que era rentable para trasladar la producción a otros fábricas de la familia. «No se han dado circunstancias que han sobrevenido sino que ha sido planeado», afirma con rotundidad el representante sindical, José María San Segundo. 
En el documento detallan algunos argumentos que demuestran su versión como que en los supermercados de la zona se siguen vendiendo con etiqueta de Tuesta productos fabricados en Dulca, firma ubicada en Salamanca y vinculada a los mismos dueños. También se menciona el intento de venta simulada de maquinaria a dicha compañía y que frenó el administrador concursal o la participación  reciente en una feria en Alemania en la que se exhibieron productos supuestamente hechos en Tuesta. 
Si los tribunales no admiten el ERE, los trabajadores podrían tener derecho a indemnizaciones más altas pero si dan la razón a la empresa en principio solo cobrarán 20 días por año trabajado. Es el primer objetivo de los trabajadores, que en una segunda instancia  quieren también demostrar la relación existente entre Horno de Tuesta y Dulca, lo que de esta forma la planta salmantina tendría que hacer frente a los pagos, que en caso contrario tendría que asumir el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), lo que retrasaría aún más los plazos. Hay que recordar que los 59 afectado por el procedimiento concursal no perciben ningún ingreso desde abril ya que en ese mes la compañía dejó de pagar las nóminas. 
La plantilla confía en que una vez judicializado el conflicto tras no haberse alcanzado un acuerdo durante la negociación previa, la situación se resuelva rápidamente  para al menos desvincularse  laboralmente de Horno de Tuesta, ya que ahora mismo están en una especie de limbo legal en el que ni cobran ni pueden pedir el paro o buscar otro trabajo ya que oficialmente están con un permiso no retribuido.

La venta de productos con un etiquetado que induce a la confusión ya ha sido también denunciada ante la Oficina del Consumidor de Álava debido a que el primer supermercado en el que se detectó la irregularidad fue en el Eroski ubicado en la vecina Rivabellosa. Desde la multinacional se han puesto en contacto con los trabajadores para pedirles más información al respecto y asegurar que se adoptarán medidas. 
Pero la plantilla va a ir un paso más allá con su reclamación ya que también han detectado que en superficies de Miranda se están vendiendo magdalenas que ponen en su etiqueta que están fabricadas en Tuesta cuando realmente se han hecho en Dulca, «otra prueba más de que ambas compañías son lo mismo». De este modo se formulará también una queja a la OMIC  además de haber notificado esta situación a Sanidad al entender que no se está cumpliendo con la trazabilidad que se exige a todo producto alimentario.