Peligro: más de 50 pozos y arquetas sin tapa en Villímar

C.M.
-

Forman parte de la inacabada urbanización del V-2, donde se iban a construir 1.400 casas. Los agujeros de las canalizaciones han quedado al descubierto y cualquiera puede caerse

La zona está llena de agujeros y es fácil caerse. - Foto: Patricia González

GALERÍA

Un campo de pozos muy peligroso

La desescalada por el coronavirus está haciendo que muchos burgaleses prefieran pasear por lugares alejados del bullicio de las riberas del Vena, Fuentes Blancas o el Castillo. La inacabada urbanización de sector V-2, que fue conocido en su día como el Gran Villímar al estar programada la construcción de más de 1.400 viviendas, es uno de esos lugares. Sin embargo, la zona no está exenta de peligros para los viandantes o las personas que optan por recorrerlo en bicicleta o acompañados de sus mascotas.

Hay hasta medio centenar de pozos y de agujeros en todo el recorrido, que en algunos casos ha tapado la maleza que ha crecido a su libre albedrío y cualquier persona puede caer en ellos sin darse cuenta y tener un accidente. Algunos de los que se hicieron para ubicar todas las canalizaciones del sector urbanístico son muy profundos e, incluso, tienen escalera para poder bajar a su interior. También los hay que están llenos de agua y no se puede ver su profundidad, de modo que una caída podría provocar un accidente grave.

Cuando se inició la construcción de la urbanización estaban tapados pero los amigos de lo ajeno se han llevado las tapas metálicas y han quedado al descubierto. Desde el Consejo de Barrio de Villímar recuerdan que tras las quejas de hace años se taparon con palets de madera pero no duraron prácticamente nada y vuelta a empezar.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)