Buscarán restos de coronavirus en la red de aguas fecales

H.J.
-

Aguas de Burgos se adhiere a un estudio de la Universidad de Salamanca para tratar de prevenir posibles rebrotes analizando material genético que permita encontrar al patógeno

Buscarán restos de coronavirus en la red de aguas fecales - Foto: Luis López Araico

Las aguas fecales de la capital y de las localidades que se abastecen de la red de Aguas de Burgos serán analizadas en un sofisticado proceso para tratar de encontrar restos del coronavirus SARS-Cov-2 y así poder prevenir posibles rebrotes anticipándose a su detección en la red sanitaria.
La sociedad municipal ha llegado a un acuerdo con el Instituto Hispano-Luso de Investigaciones Agrarias (CIALE), vinculado a la Universidad de Salamanca, que con la colaboración de la empresa Aqualia que gestiona la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) tendrá acceso a las instalaciones donde van a parar los residuos de particulares e industrias.
Según explica Emilio Martínez de Alba, investigador del CIALE y responsable del proyecto, su objetivo es detectar no el virus en sí, «puesto que es muy difícil que sobreviva dentro de las áreas residuales», pero sí su material genético que permita medir su presencia, la evolución y «asociarlo a posibles rebrotes» que vendrían anunciados previamente a través de las heces humanas.
Burgos formará parte de un grupo de ciudades en la Comunidad Autónoma y en el resto del país, en una lista aún por definir, que estarán dentro del mismo estudio. Apunta Martínez de Alba que pensaron en la capital burgalesa por ser «una ciudad grande e industrializada», dado que trabajarán en distintos perfiles de localidades, y avanza que será «dentro de dos o tres semanas» cuando definirán el momento de comienzo de estos trabajos.

 

Más información en la edición impresa de Diario de Burgos