La resistencia 'guerrera' ante Noruega solo dura un tiempo

SPC
-

La resistencia ‘guerrera’ ante Noruega solo dura un tiempo - Foto: [Anze Malovrh / kolektiff]

La selección española de balonmano no pudo cerrar con una sonrisa su participación en el Campeonato de Europa después de caer ayer por 26-33 ante Noruega, en un duelo donde plantó cara en la primera mitad antes de caer con claridad y despedirse del torneo con su quinta derrota seguida y en duodécima posición. 
Las ‘Guerreras’ saltaron a la pista dispuestas a acabar con su ‘bestia negra’ y uno de los grandes dominadoras del panorama mundial desde hace varios años. Las nórdicas, que se jugaban sus opciones de clasificación, empezaron mandando, pero las de Carlos Viver, impulsadas por las paradas de Mercedes Castellanos, se rehicieron y sumaron un parcial de 4-0 para ponerse con un óptimo 7-4. 
Con Nerea Pena y Alicia Fernández dirigiendo el ataque y con Mireya González entonada (tres goles), las ‘Guerreras’ controlaron a un rival que apostaba por un ritmo de juego frenético y que encontró la solución en una de sus numerosas estrellas. La central Oftedal sacó su manual y con seis de sus ocho goles lideró la vuelta al partido de Noruega, que recuperó el mando del partido. 
 El descanso volvió a sentar mal a las españolas. Al combinado nacional le faltaba la regularidad de la primera parte, mientras que Noruega, en cambio, seguía controlando con facilidad para enfilarse hacia la victoria, hasta la cual no encontró ninguna oposición, a pesar de los altibajos.