El lujo sortea la crisis en España

AGENCIAS
-

La venta de productos de alta gama sube un 25 por ciento con respecto al pasado año y alcanza los 4.500 millones de euros

El lujo sortea la crisis en España

Cuando todos los indicadores económicos reflejan pérdidas o escasos beneficios, resulta sorprendente encontrar un sector que sortee la crisis con aparente facilidad. Lo hay, aunque no está al alcance de todo el mundo, pues, precisamente, basa su potencial en la exclusividad sin atender al precio. Se trata del sector del lujo.

En 2011, este mercado cerrará en España con unas ventas de 4.500 millones de euros, lo que supone un 25 por ciento más que el pasado año, un fuerte repunte que contrasta con el descenso generalizado del consumo por la crisis y que se debe en gran parte al aumento del turismo, sobre todo en ciudades como Madrid, Barcelona y Marbella.

Para seguir creciendo, el sector reclama al nuevo Gobierno que apoye su promoción en el exterior, ya que si las empresas elevan sus ventas y generan más beneficios podrán crear más puestos de trabajo en el país y ayudar así a reactivar el consumo.«España es exportadora de lujo. Realmente, los grandes consumidores del lujo nacional son los turistas», explica la presidenta ejecutiva de la Asociación Española Luxury Spain, Cristina Martín, quien augura que en 2012 el sector se mantendrá al alza.

En su opinión, también ayuda el hecho de que, cada vez más, los usuarios ven el lujo como una «inversión», en el sentido de que prefieren comprar un único producto de calidad y duradero antes que tres que sólo duren una temporada, aunque sus precios sean incomparables.Asimismo, explica que los productos españoles que más tiran del mercado están relacionados con la gastronomía, la belleza, la hostelería y, poco a poco, la moda y los complementos.

Para la campaña de Navidad, en la que el sector de la distribución se juega gran parte de su negocio, Martín afirma que será «muy positiva», dado que los turistas «están comprando muchísimo» y porque es una época en la que el «lujo vende».

La dirigente explica que la Asociación Española del Lujo nació en mayo para agrupar a firmas de todos los sectores con el fin de impulsar su promoción, tanto dentro como fuera del país, así como para proteger y defender la imagen de las marcas.

China, a la cabeza. Según datos de la consultora especializada Bain & Company, el mercado del lujo moverá este año en el mundo la cifra récord de 191.000 millones de euros, con los chinos al frente del consumo, con el 20 por ciento del gasto total.

Por tipo de artículo, la comercialización de accesorios, en la que se incluye zapatos y piel, crecerá este año un 13 por ciento, debido a que éstos son los primeros que elige el consumidor cuando se inicia en el mundo de la alta gama, mientras que las joyas y relojes subirán un 18 por ciento. El consumo de prendas de vestir subirá un ocho y el de perfumes y cosméticos un tres por ciento.